En un partido emotivo, Colombia cayó 2-1 con Chile
Archivo

En un partido emotivo, Colombia cayó 2-1 con Chile

Cuevas y Lichnovsky anotaron los goles de los 'australes'. Quintero, de penal, descontó.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
13 de enero 2013 , 02:37 p. m.

En un partido que tuvo un hombre lesionado, dos expulsados, un penalti y un arquero improvisado, la Selección de Chile se impuso 2-1 sobre Colombia, llegó a nueve puntos en la tabla y se clasificó a la fase final del Suramericano Sub-20 de Argentina.

El equipo que dirige el técnico, Carlos ‘Piscis’ Restrepo, se vio superado por un equipo ‘austral’ que fue inteligente en el manejo de los ritmos del partido, que presionó a Colombia para quitarle el balón y que con la velocidad de sus atacantes y su precisión en el juego aéreo sacó provecho.

El combinado nacional empezó manejando el balón, tocando a lo ancho del terreno de juego con un Juan Fernando Quintero que era el conductor del equipo. Con el paso de los primeros minutos el cuadro que dirige el técnico Mario Salas, adelantó sus líneas y presionó a Colombia en su campo para recuperar el balón e impedir que los ataques de su rival.

Ese trabajo se vio facilitado cuando Cristian Cuevas anotó en el minuto seis de juego, con un remate que Helibelton Palacios desvió y que descontroló a Cristian Bonilla. En ese momento los jugadores nacionales perdieron los papeles y se vio nervioso al verse con la desventaja en el marcador.

Esos factores hacían que el cuadro ‘austral’ estuviese más cerca del segundo que los nuestros del empate. Esto sucedió en el minuto 31 cuando Igor Lichnovsky recibió un balón que venía desde un cobro de tiro libre por la zona derecha y cabeceó con potencia para inflar la red.

Colombia volvió a caer en un bache futbolístico con el gol, pues antes de la anotación trató con más ganas que con fútbol de llegar al arco del portero Darío Melo, sin embargo las imprecisiones en la puntada final impidieron que se anotara.

Las emociones estaban reservadas para los 45 minutos finales

Para la segunda etapa el ‘Piscis’ apostó por los goles y envió a Mauricio Cuero y Cristian Higuita por Brayan Perea y José Leudo, respectivamente. Sumado a estas variantes puso a Cristian Palomeque como un puntero por izquierda para ganador volumen de ataque.

El cambio táctico funcionó y el equipo empezó a llegar en velocidad al área de los chilenos, sin embargo de nuevo las imprecisiones en el último cuarto de cancha y la falta de decisión para tratar de descontar con remates de larga distancia, hicieron que el marcador no se modificara.

Pocos minutos más tarde del último cambio de Colombia, la salida de John Córdoba y el ingreso de Miguel Ángel Borja, Higuita sufrió una caída y se golpeó en el hombro. No pudo continuar y el equipo quedó con diez hombres. Por fortuna para el cuadro tricolor, Cristian Cuevas, autor de la primera anotación de Chile, vio la segunda tarjeta amarilla y salió expulsado. Este hecho emparejó las cargas y cada equipo quedó con 10 futbolistas.

A diez minutos del final del encuentro, cuando parecía que el marcador no se iba a modificar, Mauricio Cuero ingresó al área de los ‘australes’, tras una gran habilitación del ’10’ colombiano, evadió al golero, pero este al verse superado apeló a la infracción para detener al número 7. El juez sancionó el penalti y expulsó al meta por ser el último hombre.

Los chilenos ya habían realizado las tres sustituciones y el recién ingresado Ragusa tuvo que ponerse el buso y los guantes para atajar en los últimos minutos. Juan Fernando Quintero pidió la pelota y en el cobro engañó al improvisado golero.

Quedaban siete minutos, más la adición, para buscar el gol del empate. Colombia empezó a atacar con muchos hombres, pero carecía de contundencia porque los de la ‘estrella solitaria’ se replegaron bien y los nuestros transportaban en exceso la pelota y no trataban de sorprender con remates al improvisado guardameta.

El juez añadió cuatro minutos, pero los dirigidos del ‘Piscis’ no lograron controlar la ansiedad y las pocas llegadas que tuvieron las dilapidaron como un remate de Miguel Borja que se fue ligeramente desviado del poste de la mano derecha de Ragusa.

El milagro no se dio y un partido que fue emocionante en la segunda etapa, Chile consiguió su tercer triunfo consecutivo, llegó a nueve puntos y avanzó al hexagonal final del Suramericano. Por su parte Colombia quedó en deuda, se jugó mal, mostró que hay que trabajar mucho en defensa y se comprobó que a pesar de los hombres con potencial ofensivo, hay que mejorar mucho en definición para superar a Bolivia el próximo martes.

Redacción Futbolred.com

COMENTAR
GUARDAR