La gloriosa historia de las catorce estrellas de Millonarios
Apuestas Futbolred
Archivo

La gloriosa historia de las catorce estrellas de Millonarios

Con victorias y sobre todo, títulos, el cuadro azul empezó su recorrido en el fútbol colombiano.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
16 de diciembre 2012 , 06:31 p. m.

 Este es el resumen de los equipos de Millonarios que han hecho historia en el más veces campeón del fútbol colombiano. Los protagonistas hablan de lo que recuerdan de dar una vuelta olímpica vistiendo esa laureada camiseta azul.

Vida de campeones

Quienes lo han vivido afirman que dar una vuelta olímpica con Millonarios es algo inolvidable y que no hay sensación igual.

Es por ello que hoy, 24 años después de la más reciente conquista, los corazones ‘albiazules’ laten mucho más fuerte en procura de la estrella 14.

Hombres de la talla de Julio Comesaña, Germán Gutiérrez de Piñeres, Mario Vanemerack y Cerveleón Cuesta han tenido el privilegio de gozar en la cancha, de hacer feliz a una afición.

Cada uno, a su manera, vivió en carne propia lo que es defender los colores azul y blanco y lo que es jugar con el Campín a reventar. Por sobre todas las cosas creen que es el momento de romper la racha y salir campeón.

‘Don Coraje’, Mario Vanemerack

“Tengo en la mente la imagen de Ómar Franco arrodillado escuchando en la radio a que el otro partido terminara. Yo estaba con Óscar ‘Pájaro’ Juárez y con Eduardo Pimentel a un costado esperando a ver qué pasaba, pero cuando vimos que él empezó a saltar supimos que éramos campeones. Esa fue una alegría indescriptible”, dijo.

Era el león de la mediacancha. El argentino Mario Vanemerack celebró en los títulos de 1987 y 1988. No se dejaba amedrentar por nada ni por nadie, era la aduana en el medioterreno y quienes a él se acercaban sabían que tenían que enfrentar a un rival de una fortaleza física impresionante. Era fuerza y pundonor.

Comesaña admira a Ochoa

“Cuando llegué a Millonarios me recibió el médico Gabriel Ochoa. En la cancha me encontré con su perseverancia y exigencia, con un plantel muy fuerte y maduro”, recuerda Julio Comesaña acerca del equipo campeón en 1972.

Sobre el actual elenco dice: “de la mano de Hernán Torres el equipo ha venido haciendo cosas que me parece están bien hechas y redundan a favor de su rendimiento en el campo”.

Comesaña era todo un guerrero. El uruguayo, que hoy es técnico, fue reconocido en su época de jugador como un gladiador que no daba pelota por perdida en mitad de cancha.

Gutiérrez de Piñeres, puro corazón

“Del título de 1987 recuerdo el mar azul que se formó en El Campín, la gente con pañuelos en la calle y luego nosotros subidos en el carro de bomberos. Ese diciembre, por el mismo folclorismo del tema de Papá Noel, las navidades se vivieron de una manera azul, uno veía camisetas y banderas por toda la ciudad, era algo emocionante. El día del partido salimos al balcón a cantar con los hinchas”, dijo.

Batallador, recio y con voz de mando. Germán Gutiérrez de Piñeres se batía en el mediocampo como un león. Era quien mandaba, quien daba órdenes y el que más recuperaba.

La fortaleza de Cerveleón Cuesta

“En 1988 teníamos un gran equipo, una buena dirección técnica y más allá de compañeros éramos amigos. Tengo guardada mi camiseta y conservo en mi mente la alegría de la afición, las lágrimas de felicidad de las personas”, recuerda el exdefensor.

Sobre el actual equipo dice: “No vale la pena hablar del ayer. El equipo tiene el deseo de salir campeón y hoy la gente en la calle se siente alegre”.

Técnica y fuerza, armas de ‘Cerve’. Este espigado defensor era la guía del campeón de 1988. En el juego aéreo era casi imbatible, abajo era certero y tenía mando en el grupo.

‘El del 78, inolvidable’

El delantero tumaqueño Willington Ortiz es parte de la historia grande de Millonarios. Con el equipo logró dos estrellas en los años setenta y fue el símbolo del fútbol colombiano.

¿Cómo recuerda los dos títulos que obtuvo con el equipo. Uno en el 72 y otro en el 78?

El del 72 fue al comienzo de mi carrera. Recuerdo que el médico Ochoa armó un gran equipo. Dos delanteros, que eso no era habitual en esa época porque se jugaba con tres. Esa fue la novedad. Teníamos un un estilo diferente y así ganamos.

El del 78 es inolvidable porque dimos la vuelta olímpica en un clásico. Era un equipo más maduro, ya no éramos los primíparos y yo di la vuelta en hombros con la camiseta de Santa Fe, algo que en ese tiempo se podía hacer.

¿Qué le gusta de este Millonarios?

Me gusta el orden que tienen para jugar. A este Millonarios no lo encuentran desarmado. Y lo que no me gusta es que en Bogotá tardan mucho para conseguir el gol, tiene que ser un equipo de juego más rápido en la capital.¿Cómo ve la opción de ser campeón?

Yo lo veo bien. Lo veo físicamente bien, que era el problema que tenía el equipo porque, aunque juega un poco lento los partidos en Bogotá, se sostiene los 90 minutos estable. Lo veo con unas posibilidades grandísimas de ser campeón.

Arroyave está en la vida azul

Si hay alguien que se pueda considerar símbolo de Millonarios a lo largo de su historia, sin haber sido futbolista, es Jaime el ‘Loco’ Arroyave.

Por más de 25 años trabajó en el club ‘embajador’ y fue forjador de varios de los grandes ídolos.

“Estuve vinculado a Millonarios desde 1959 hasta 1987. El doctor Gabriel Ochoa me llevó a trabajar con él y con los jugadores que promoví tuvimos la posibilidad de ganar 60 títulos de liga, aparte de siete títulos como técnico en el Olaya, récord que nadie tiene”, aseguró.

En 1978, durante dos periodos (primero de enero al 20 de febrero y primero de junio al 26 de septiembre), Arroyave estuvo al frente de la plantilla profesional. Con su labor aportó un gran porcentaje de lo que fue la consecución de la estrella 11, la cual alcanzó al final desde el banquillo Pedro Dellacha.

Después de tantos años de trasegar por la institución son muchos los recuerdos y anécdotas que ‘El Loco’ guarda en su corazón, muchos de ellos al lado del médico Ochoa Uribe.

“Este año el equipo ha hecho una gran labor, el amigo Torres tiene gran capacidad y ha acertado con el manejo del grupo, ha impreso una actitud increíble y por ello va a ser campeón. La estrella 14 está servida y pienso que de este domingo no va a pasar. En fútbol nadie ha dicho la última palabra, pero estamos cerca”, concluyó.

Vida, obra y gloria

A lo largo de su existencia Millonarios ha logrado forjar un palmarés de equipo grande, histórico, hecho por el que es reconocido en gran parte del llamado ‘planeta fútbol’.

El primer título, el conseguido en 1949, fue el punto de partida de una institución llamada a ser protagonista en cuanto torneo participa. No en vano se erige como uno de los íconos en esta parte del continente.

La fama y el reconocimiento de hombres como Néstor Raúl Rossi, Alfredo Di Stéfano y Adolfo Pedernera hicieron que hasta el Real Madrid lo tuviera en cuenta para amistosos, algo que se cumplió el 30 de marzo de 1952. En ese entonces, los bogotanos se impusieron 4-2, en un partido disputado en el estadio Chamartín, hoy Santiago Bernabéu.

La gloria poco a poco fue creciendo en las toldas ‘albiazules’. Los títulos llegaron y con ellos grandes gestas, como la goleada 8-1 sobre Tolima el 4 de julio de 1963; el récord de Amadeo Carrizo, el portero que jugó con 43 años, en 1970, o el penal atajado por el volante Ricardo Cicliano a Jaime Castrillón el 19 de noviembre de 2006 en un partido por los cuadrangulares.

Las grandes instituciones las hacen grandes hombres, algo que Millonarios ha dejado en claro en todo su historial.

Goleadores históricos de categoría y precisión

El mayor goleador en la historia de Millonarios es Alfredo Castillo, quien consiguió 131 anotaciones. Además, fue el autor del primer gol en la historia del equipo y se lo marcó a Once Deportivo el 15 de agosto de 1948. A él se unió en el club de los jugadores que han marcado más de un centenar de tantos Arnoldo Iguarán, quien celebró 120 conquistas.

Los nueve títulos del médico Ochoa

Gabriel Ochoa figura en la historia de Millonarios como jugador y técnico. En el primer rol fue campeón en 1949, 1951, 1952 y 1953; mientras que como entrenador lo hizo en 1959, 1961, 1962, 1963 y 1972. En total dirigió 1.050 partidos.

Estuvo en la élite internacional

Entre 1951 y 1952 Millonarios fue considerado el mejor equipo del mundo. Alfredo Di Stéfano, Adolfo Pedernera y Julio Cozzi lideraron este ícono del fútbol colombiano en todos los tiempos. Su nombre hace parte del histórico Salón de la Fama de París.

El recuerdo de la primera estrella

En la edición de EL TIEMPO del 5 de diciembre de 1949 se registró el logro de la primera estrella.

“Los Millonarios, y sus 11 jugadores han realizado su itinerario futbolístico de la actual temporada con la precisión elegante y fría de una solución matemática (...).

“Pocas veces estuvieron (...) tan próximos al cénit de la gloria deportiva como ahora, cuando su primer equipo confirma su indiscutible clase (...).

“El 4 de diciembre será una fecha inolvidable para millares de fanáticos y de ‘hinchas’ ya que Los Millonarios se han permitido el lujo de enarbolar en el mástil del Coliseo de la calle 57 la enseña azul y blanca de su club cuando ‘la tarde lanzaba su primera edición de golondrinas’”.

Himno que hizo historia

A propósito de la estrella alcanzada por Millonarios en 1972, la Billo’s Caracas Boys grabó el tema ‘Millonarios será campeón’, en la voz de Cheo García. Un verdadero himno.

El tema dice: “Millonarios será campeón se lo puedo asegurar, nadie lo puede negar que ahora vamos a ganar.

“Nuestro equipo les ganará, nadie lo puede vencer, ya no podemos perder, este año si la tendrá.

“(Coros) Millonarios será campeón, Millonarios será campeón...

“Con Segrera, Villano y Gómez, y con Segovia, Chonto y González.

“(Coros) Millonarios será campeón, Millonarios será campeón...

“Y ya podemos cantar el gol con Alejandro, Ortiz y Morón.

(Coros)

“Y con Ochoa nuestro gran doctor ya les haremos un gran favor.

(Coros)

“En este año no hay cardenales ni azucareros ni tiburones.

(Coros)

Redacción de ADN

COMENTAR
GUARDAR