Millos David: la pasión de un heredero
Archivo

Millos David: la pasión de un heredero

Millonarios tiene millones de hinchas, pero este es especial por su nombre y edad. Acá su historia.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
15 de diciembre 2012 , 05:11 p. m.

Como todo niño, hace pataletas y berrinches, pero al escuchar el nombre "Millos" retorna la calma y siempre responde. Tiene tan solo 1 año y 10 meses de edad,  pero ya vive la pasión por el conjunto embajador. Millos David González Tobón, es el primogenito de Julio y Catalina.

Con registro civil en mano, su padre constata que no es una locura como muchos piensan. "Es un orgullo que mi hijo lleve el nombre del club que amo", asegura Julio. 

La familia González Tobón tuvo todo fríamente calculado para la llegada de su retoño. " Si nacía una niña, con Catalina ya habíamos hablado de buscar un nombre que combinara con la letra "M", la de mí Millonarios", comenta el padre. 

Julio nunca recibió un NO como respuesta de su esposa para que su hijo llevara el nombre del equipo bogotano. Ella es de un pueblo llamado Titiribí, Antioquia, de 11.255 habitantes, casi todos de Atlético Nacional, pero ella es de Millonarios. "Es tanto lo que quiere a "Millos" que permitió que nuestro bebé tuviera su nombre y ella se tatuó en su mano el escudo", dice. 

Millos David hasta ahora comienza a vivir el mundo del fútbol. Con sus cortos pasos ya hace toques con el balón y se viste de pies a cabeza de azul y blanco. "Cuando tenía 7 meses tuvo la fortuna de conocer a los jugadores, fue en la época de Richard Páez. En
familia fuimos hasta un entrenamiento, nos tomaron muchas fotos, que hoy hacen parte de los recuerdos para cuando Millitos crezca", afirma su padre.

"Yo jugué en la Liga de Bogotá, siempre quise ser un grande. Ahora quiero que mi hijo cumpla lo que yo no pude, ser un jugador profesional", comenta.
 
Y si la vida le llega a pasar una mala jugada, Julio asegura estar preparado. "Si Millos David crece y le gusta otro equipo o se quiere cambiar de nombre solo lo podrá hacer hasta que yo me muera, dice Julio.

En la casa de los González todo es azul y blanco. No existen otros colores. "No es por desmeritar a los otros equipos, pero lo único rojo que mi hijo se come es su colombina", afirma Julio, que desde los 9 años,  cuando lo llevaron a ver un clásico con Santa Fe, se enamoró del club embajador.

Es tanto el sentimiento que despierta Millonarios para el papá del pequeño que el color del club capitalino hace parte hasta de su trabajo. "soy conductor desde hace 19 años . Hoy en día manejo un colectivo de servicio público y allí también hay cabida para el azul", comenta.

La cabeza de la familia González trabajará esta semana doblado para poder vivir una final que desde 1984 no ha gozado "Yo tenía 26 años, cuando el equipo consiguió la última estrella, por eso ya  cuadre mis turnos, para poder ir el domingo a la fiesta, al Campín. Me veo celebrando el título. Yo se que así va a ser y que Millos David a su modo también celebrará.

Aunque el pequeño no entiende el significado o la importancia de ser llamado el heredero de una pasión, si está a  pocos días de vivir un sueño anhelado desde hace 24 años: que Millonarios sea campeón nuevamente en el fútbol colombiano

Millos David por ahora seguirá siendo la figura de su barrio, la inspiración de sus padres y el único hincha que en Colombia tienen el nombre del club embajador. Eso sí, podría recibir el próximo domingo un regalo de navidad adelantado, ver la estrella 14 brillar a 2.600 metros de altura con una gran fiesta en la capital. 


Lina Posso
Periodista City TV 

COMENTAR
GUARDAR