"La vida me cambió para bien", explicó el exfutbolista Diego Cortés
Apuestas Futbolred
Archivo

"La vida me cambió para bien", explicó el exfutbolista Diego Cortés

El exjugador quedó lisiado tras sufrir una caída de 18 metros. Ahora busca el éxito en el tenis.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
06 de diciembre 2012 , 11:29 a. m.

El exjugador del Pasto, quien tuvo que dejar el fútbol tras quedar lisiado hace seis años, ahora espera tener notoriedad en el tenis. Perdió su casa por la política.

Los amigos que le dejó el fútbol ya los puede contar con los dedos de su mano derecha, con la que golpea la raqueta de tenis, actividad que realiza desde hace cerca de 2 años, luego de quedar lisiado para realizar el deporte que le dio reconocimiento.

Recuerda que su último partido fue en el estadio Libertad de Pasto. Salió ovacionado, luego de anotar el gol con el que equipo nariñense superó al Once Caldas.

Un día después (18 de septiembre de 2006) ocurrió su tragedia, de la que no se volvió a levantar. “Siento mucho dolor en la espalda, no volví a caminar ni manejo los esfínteres”. Es la dolora actualidad de Diego Fernando Cortés, el exlateral quindiano, quien jugó en Cooperamos Tolima, Deportes Quindío, Pumas de Casanare, Millonarios, Pereira, Pasto, Liverpool de Uruguay y Boca Juniors de Argentina.

Y no obstante a los contados amigos que le dejó el fútbol, como Faryd Mondragón, quien “me regaló la silla de ruedas”, Cortés asegura: “la vida me cambió para bien. Ahora vivo en un mundo diferente. Como futbolista era más materialista. Ahora valoro mi vida, esté como esté, y a mi familia”.

Además, lejos de las canchas de fútbol, el ‘cuyabro’ alcanzó una curul como diputado del departamento de Nariño y actualmente cursa séptimo semestre de administración de empresas en la Unac (Universidad Nacional a Distancia). Su próximo ideal es “ser técnico de fútbol”.

Sin embargo, debido a la política, Diego Cortés vació sus finanzas, perdió su ‘techo’. “Vivo solo en el hotel Senegal, que me ha patrocinado, al igual que un restaurante que me da la comida. Mi situación económica no es buena, porque perdí mi casa en la política. Me transporto en la silla eléctrica que me regaló Coomeva, porque me queda difícil hacerlo en taxi”.

La pasada semana, Diego Fernando Cortes logró la medalla de bronce en las competencias de tenis en dobles, durante los Juegos Paranacionales que se realizaron en Cúcuta. Y desde ayer está compitiendo en el Open Internacional en silla de ruedas que se desarrolla en el club de Tenis de Cali. Sin embargo, su reconocimiento se lo dio el fútbol, el que tuvo que abandonar desde hace seis años.

“Estábamos en un sitio llamado ‘la macarena’, junto a Carlos Rodas, Hugo Pablo Centurión y Róbinson Rojas… Nos tiramos cinco veces por un aparato llamado carabita, y la sexta, se me frenó en el aire. En ese momento me acordé de mis tiempos en el Ejército y empecé a avanzar con las manos y los pies agarrados al cable, pero me dio calambre. Me caí desde cerca de 18 metros y me partí en dos. Mis piernas quedaron como un acordeón y no las volví a sentir”, recordó Cortés.

Héctor Fabio Gruesso
Periodista Diario MÍO, Cali
hecgru@eltiempo.com

COMENTAR
GUARDAR