Tras ser retirado de concentración del América, Yámilson Rivera habló
Archivo

Tras ser retirado de concentración del América, Yámilson Rivera habló

El volante dijo que "no era para tanto bombo" y que no mereció ser separado del equipo.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
26 de noviembre 2012 , 04:44 p.m.

El mediocampista dijo que no esperaba que lo sacaran de la concentración a pocas horas de la final. Detalló cómo salió del hotel donde está concentrado el América.

En el embalaje final, Yámilson Rivera se desmontó del velero que busca retornar al América a la primera categoría. Para muchos, se quitó de encima la responsabilidad.

No obstante, el mediocampista de los ‘escarlatas’, aseguró que su salida del hotel Sheraton (sitio de concentración de los rojos) no fue furtiva.

“Antes de salir, fui a la pieza de Larrahondo (Preparador físico) para que diera la orden, porque el ‘profe’ Lara no contestó el teléfono. Larrahondo no me dio el permiso y yo tomé le iniciativa de salir. Iban a ser las 12 de la madrugada del sábado cuando salí del hotel y lo hice para resolver un problema personal, del que no puedo hablar”, declaró el señalado jugador en diálogo con Diario MÍO.

La noticia que generó una sorprendente indignación entre muchos de los simpatizantes de los ‘diablos rojos’, el pasado domingo, luego de que saliera a la luz pública, tomó más resonancia de la que se suponía, según consideró Rivera, quien el mismo día fue separado de la concentración.

“El domingo entrené normal y a las 5:00 de la tarde, los profesores, me llamaron a preguntarme lo que había sucedido y les dije las cosas. De pronto les comenté algo que no era, pero lo hice porque no quería que ellos se dieran cuenta de lo que me estaba pasando”, detalló el jugador de 23 años y añadió: “Yo soy el del error, pero no era para tanto ‘bombo’ (trascendencia)”.

Rivera, quien hace poco sufrió la muerte de uno de sus hermanos e iniciando el año tuvo un accidente automovilístico en el que perdió la vida un hombre que se transportaba en una bicicleta, también señaló que en esta oportunidad no tuvo el amparo de sus pares del equipo americano.

“Mis compañeros de pronto no me respaldaron porque una vez tuve una discusión con uno de ellos y ya me habían dado una oportunidad. Pero ellos son conscientes de mi cambio y que ya me estaba tratando de la mejor manera con muchos de ellos, aunque no era del agrado de algunos en el equipo”, reconoció, al tiempo que hizo su acto de contrición: “les pido mil disculpas a los profesores, los compañeros y a la hinchada. Nunca pensé que fueran a tomar esa decisión a tan pocas horas del partido, ni lo hice con ganas de quererme salir de la final”.

Héctor Fabio Gruesso
Periodista Diario MÍO
hecgru@eltiempo.com

COMENTAR
GUARDAR