"Millos apareció en mi vida en el momento justo": Yúber Asprilla
Archivo

"Millos apareció en mi vida en el momento justo": Yúber Asprilla

El chocoano, promesa azul, contó que estuvo a punto de colgar los guayos por falta de oportunidades.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
01 de noviembre 2012 , 01:49 p.m.

Hay un nombre y un apellido que ilusiona a los hinchas de Millonarios. Es el de Yúber Asprilla. El joven delantero chocoano, con pocos partidos en la A y después de haber jugado contra Chicó, Cartagena y Pasto, ya impresiona por su habilidad, picardía y velocidad en el frente de ataque.

Muchos hasta lo comparan con Andrés Chitiva, uno de los últimos ídolos albiazules. “Yo llegué a Millos en 2009. Me vio el ‘profe’ Nilton Bernal, quien me puso a debutar. Richard Páez me devolvió a las inferiores y este año me volvieron a tener más en cuenta en la profesional”, le contó Asprilla, nacido en Quibdó el 12 de noviembre de 1992, a Diario MÍO.

Para Yúber el camino no ha sido color de rosa. Primero se probó en el Atlético Urabá, después pasó por el Boca Juniors, de Cali, y cuando pensaba que sus sueños del balón iban a quedar archivados, lo descubrieron Nilton Bernal y Cerveleón Cuesta. “A mí me tocó vender maní y hasta diarios en mi tierra para buscar el sustento. El día de la prueba con el club en Quibdó hasta fui con los guayos prestados. Ahora sueño con un futuro mejor acá en Millonarios”, afirmó el tímido delantero de los ‘embajadores’, que espera que el técnico Hernán Torres le siga dando minutos para hacer ‘diabluras’ en los terrenos de juego.

El chocoano sabe que el camino es ‘culebrero’, que día a día aparecen nuevos retos y él está abierto a aprender al máximo. Por eso comentó: “Acá me han ayudado mucho los consejos del ‘profe’ Nilton. Y ahora en el equipo profesional me hablan mucho Máyer (Candelo) y Wason (Rentería). Máyer nos dice que tenemos que controlar la fama, cuando llegue. Que hay que ser humildes y trabajar fuerte para llegar”.

Para la ‘Nigua’, como le dice el técnico Torres, vienen retos importantes. Primero quiere consolidarse con el azul capitalino, terminar el bachillerato y poder brindarle la ayuda a Mariana, su abuela, y a Zenaida, su tía, quienes lo criaron en su tierra natal.

“Millonarios apareció en mi vida en el momento justo. Iba a dedicarme a otra cosa, pero el fútbol es una pasión, es lo que a uno le gusta y seguro que me hubiera arrepentido toda la vida si hubiera colgado los guayos por no tener oportunidades”, indicó el pequeñín futbolista.

Mientras que los ‘capos’, como él llama a los jugadores más grandes del cuadro 'embajador' regresaban de Brasil, en donde jugaron por la Suramericana, el buen Yúber entrenaba con todo en Bogotá. Y es que el chocoano espera tener un nuevo ‘chance’ el sábado frente a Envigado.

Juan Pablo Arévalo
Periodista Diario MÍO

 

COMENTAR
GUARDAR