Uefa sancionó a Nápoli impidiéndole vender boletas de algunas tribunas
Archivo

Uefa sancionó a Nápoli impidiéndole vender boletas de algunas tribunas

La prohibición será para el partido frente al AIK Solna, juego por la Liga de Europa.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
26 de octubre 2012 , 08:17 a.m.

La Uefa sancionó al Nápoli italiano debido a una serie de irregularidades durante el encuentro de la Liga Europa contra el AIK Solna sueco disputado el pasado 20 de septiembre prohibiéndole la venta de entradas para varios sectores de su estadio para el próximo partido de esa competición.

El club italiano fue castigado por el Comité de Control y Disciplina de la Uefa por la conducta impropia de sus aficionados, la insuficiente organización en el estadio y no haber respeto de las directrices del organismo director del fútbol europeo relacionadas con la seguridad en los campos.

La sanción consiste en una multa de 150.000 euros y en la prohibición de la venta de entradas en los sectores 3, 4, 5, 8, 9, 10, 11, 12, 17, 18, 23 y 24 del estadio de San Paolo, así como en el sector para espectadores con discapacidades en la parte norte de la grada principal para el partido de la Liga Europa ante el Dnipro Dnipropetrovsk ucraniano que se jugará el próximo 8 de noviembre.

El Nápoli, que puede recurrir la decisión, también tiene la posibilidad de eludir la sanción si presenta un informe de una constructora independiente "que confirme, con fotografías, que se han llevado a cabo los trabajos de reparación necesarios y que en las gradas anteriormente citadas se cumplan las normativas específicas para la seguridad de los espectadores".

"Si se presenta el informe, la sanción relativa a la venta de entradas podría ser suspendida aunque quedaría sometida a un periodo de prueba de cinco años", informó este viernes la Uefa.

El Comité de Control y Disciplina acordó asimismo que si los arreglos no están listos para el próximo 6 de noviembre también podrá prohibir partidos de competición de clubes de la Uefa que tengan lugar en San Paolo.

EFE

COMENTAR
GUARDAR