Luego de 17 meses, River y Boca vuelven a enfrentarse oficialmente
Archivo

Luego de 17 meses, River y Boca vuelven a enfrentarse oficialmente

El juego entre 'Riverplatenses' y 'Xeneizes' es el más atractivo de la duodécima jornada.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
26 de octubre 2012 , 07:38 a.m.

El clásico más importante del fútbol argentino entre River Plate y Boca Juniors atraerá las miradas el fin de semana, cuando se enfrenten en el estadio Monumental del torneo Inicial que lidera Newell's Old Boys.

River, que acaba de pasar una temporada en la segunda división por primera vez en sus 110 años de historia, quiere una victoria que le permita igualar los 18 puntos de Boca, que está en el quinto lugar.

Los hinchas aguardaron pacientemente para retirar sus boletos adquiridos previamente vía internet para el partido, al que asistirán más de 50.000 simpatizantes de River y 4.500 de Boca que verán el primer encuentro oficial entre ambos equipos en 17 meses.

Boca, asediado por problemas internos, cargará con la presión de haber sumado apenas dos puntos en cuatro partidos. "Nosotros tenemos que ganar o ganar, porque hace cuatro partidos que no lo hacemos. Queremos ganar este partido y creo que sería muy bueno empezar una racha positiva en este momento", dijo el zaguero central xeneize Guillermo Burdisso.

El técnico Julio César Falcioni, cuyos planteamientos tácticos no son del agrado de la mayoría de los hinchas de Boca, pondrá a sus jugadores más experimentados confiado en evitar una derrota y no quedar en la historia de los clásicos como otro entrenador que debe renunciar tras caer ante el principal rival.

Los anteriores fueron Miguel Angel Brindisi y Claudio Borghi, tras perder en el estadio Monumental, además de Alfio Basile que dejó el cargo luego de un 1-3 en un amistoso.

"El clásico es el partido que el jugador le regala al hincha y veo a los muchachos en su máxima concentración", dijo Falcioni, quien tiene contrato hasta diciembre del 2012.

Trezeguet se estrena

River, por su parte, llega al encuentro cargando una derrota por 1-0 ante Quilmes, pero con el antecedente fresco de haber convertido nueve goles en los dos partidos anteriores: una goleada por 4-0 al último campeón Arsenal y un 5-0 de local frente a Godoy Cruz.

David Trezeguet, quien no participó de esos encuentros por una lesión y por un viaje a Mónaco por temas personales, encabezará como capitán el equipo que saltará al campo de juego.

"Será especial porque es mi primer superclásico, porque soy hincha de River y porque venimos de un año muy difícil", dijo Trezeguet, el campeón del mundo y de Europa con Francia.

"Ahora empiezo a sentir el clima del partido. Es muy importante para nosotros y lo debemos afrontar con mucha disciplina y ganas de hacer bien las cosas", expresó.

Para el técnico de River, Matías Almeyda será un momento especial después de que su último partido como jugador en el 2011 fue con una derrota por 2-0 en el estadio la "Bombonera".

En ese encuentro el exmediocampista de la selección argentina en los mundiales de 1998 y 2002, besó su camiseta luego de ser expulsado junto a Clemente Rodríguez de Boca. En junio de ese año River perdió la categoría y Almeyda fue designado como técnico del equipo por el presidente del club Daniel Passarella.

"Este partido lo esperamos desde hace mucho y queremos ganarlo", dijo Almeyda.

Reuters

COMENTAR
GUARDAR