"Deportivo Cali es un enfermo terminal", lamentó Faryd Mondragón
Archivo

"Deportivo Cali es un enfermo terminal", lamentó Faryd Mondragón

El portero hizo pública desde Barranquilla su decisión de renunciar al salario en el club.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
09 de octubre 2012 , 07:18 a.m.

“Siento vergüenza con la gente y me duele lo que sucede en la institución”, agregó el cuida palos desde la concentración de la Selección Colombia en la arenosa. Mondragón decidió no recibir más dinero de lo acordado por el club para ser coherente con sus pensamientos y demostrar que su interés siempre fue deportivo, incluso dejo en duda su continuidad para el próximo campeonato.

“Cuando hablé con los directivos del equipo les expresé mi intención de ganar el dinero con mi trabajo y acompañado de resultados positivos para el club, pero este momento de incertidumbre colectiva no debe ser premiado de ninguna forma, por eso tomé la decisión de no cobrar más el salario y se lo hice saber a quienes corresponde”, declaró Mondragón.

Aunque Deportivo Cali no está matemáticamente eliminado del grupo de los ocho, el fútbol y la reacción del grupo no ha sido la mejor y por ello se cambia por segunda vez en el año de estratega. Sin embargo Mondragón cree que en la institución deben cambiar muchas cosas.

“En el Cali hay varias cosas que no se han hecho bien en los últimos años y es muy difícil cambiarlas de un momento a otro, queda mal que las diga públicamente mientras no lo haya intentado resolver en el club, pero hay cuatro pilares que deben estar alineados y por el momento no lo están: Jugadores, dirigentes, periodismo y la hinchada”, expresó.

La crisis en Deportivo Cali afecta todos los sectores porque termina pagando con su cabeza el técnico, que hace pocos meses llegó como salvador a la institución. La cuota de responsabilidad de los jugadores es alta pero solo algunos se duelen de verdad y los directivos no construyen un proyecto deportivo sólido.

“Siento vergüenza con la gente y me duele lo que sucede en la institución porque Deportivo Cali es un enfermo terminal que debe ser atendido con urgencia porque hay temas de fondo que deben solucionarse y entre todos debemos ayudar a recuperarlo, aunque hay que cosas que me tienen bastante decepcionado y triste. Estos últimos partidos los jugaré a muerte para pelear por clasificar y cuando termine el torneo meditaré sobre mi continuidad porque no me siento bien”, sostuvo.

El centenario ‘azucarero’ debía ser una fiesta, pero, está en gran parte enrarecido por la crisis: técnico interino (Héctor Cárdenas), jugadores señalados por su bajo rendimiento, directivos elegidos por unanimidad por la asamblea de asociados pero sin respuestas para la institución que lleva un camino poco acertado en lo deportivo. En el Cali hay plantel, pero no hay equipo.

“La responsabilidad de lo que le sucede al Deportivo Cali es un tema colectivo, aunque los jugadores tenemos un porcentaje más alto que cualquiera porque somos los que jugamos, todos permitimos llegar a esta difícil situación luego de haber tenido un buen rendimiento en el primer semestre y no cumplimos en el segundo. Ahora habrá que replantear todo para salir adelante”.

Redacción Futbolred.com

COMENTAR
GUARDAR