Carlos Bacca no dijo ni mu en su llegada a Barranquilla
Archivo

Carlos Bacca no dijo ni mu en su llegada a Barranquilla

En medio de un bullicioso recibimiento, arribó a la 'Arenosa' el goleador del Brujas de Bélgica.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
09 de octubre 2012 , 07:19 a.m.

Bacca no dijo ni mu. Tampoco James Rodríguez. Mucho menos Falcao. En  medio de un montón de aficionados que se tomaron el aeropuerto Ernesto Cortissoz y dificultaron el diálogo con la prensa, llegaron en la noche del lunes a Barranquilla los 13 jugadores que faltaban para completar los 24 de la selección Colombia, que se medirá a Paraguay, este viernes en el estadio Roberto Meléndez.

Camilo Zúñiga, Pablo Armero, Mario Yepes, Cristian Zapata, Mario Yepes, Freddy Guarín, Juan Guillermo Cuadrado, James Rodríguez, Juan Fernando Quintero, Dorlan Pabón Jackson Martínez y Carlos Bacca debían llegar a Barranquilla a las 7:30 p.m., pero un fuerte aguacero en la ciudad desvió el vuelo hacia Cartagena, en donde tuvieron que esperar a que mejorara el estado del tiempo.

Falcao García, que se quedó en Bogotá haciendo una diligencia personal, se reportó luego.Una hora y media después de lo previsto, aterrizaron en 'La Arenosa', que a pesar de la lluvia, le puso calor humano al recibimiento.

El hombre de la casa, el ídolo juniorista que ahora la rompe en Bélgica, fue el primero en salir por la puerta de llegadas nacionales del terminal aéreo. El atacante porteño se estrechó en un fuerte abrazo con sus padres, hermanos y demás familiares que lo esperaban afuera con camisetas del Brujas.

Bacca saludó rápidamente a los suyos y de inmediato caminó raudo hacia la buseta que lo esperaba al final del camino que con vallas abrió la Policía. A cada lado, detrás de la contención metálica, aparecían los brazos estirados intentando tocar al artillero y los gritos de reconocimiento. "¡Buena esa Bacca!". "¡Bienvenido a tu tierra!". "¡Goleador!".

Lluvia de elogios y frases de admiración para el autor de once goles en diez partidos en esta temporada (8 en la Liga de Bélgica y tres en la Europa League), que saludó con su mano y una sonrisa amable. No más. Fue imposible entrevistarlo con tanto bullicio y público. Bacca no dijo ni mu.
 
Todos 'rugen' por el 'Tigre'

James Rodríguez generó gritos de histeria entre varias jovencitas. A Carlos Bacca lo corretearon los hinchas del Junior. Mario Yepes fue uno de los más fácilmente identificados. Todos los jugadores de la selección Colombia que llegaron anoche a Barranquilla despiertan admiración entre la hinchada, pero, sin duda, la presencia de Radamel Falcao García, enloquece a niños, adolescentes, adultos y ancianos.

Gente de todas las edades armó algarabía e hizo todo lo posible para tratar de ver al 'Tigre' que tiene de colíder al Atlético de Madrid en la Liga de España y se codea en la cima de artilleros con Messi y Cristiano Ronaldo.

La 'Falcaomanía' nuevamente se respiró en la casa de la selección Colombia con el arribo del cañonero samario, que llegó procedente de Bogotá, en donde estuvo resolviendo asuntos personales. Por eso no llegó con el resto de jugadores que militan en Europa.

Minutos después que sus compañeros se desplazaron hacia el hotel, salió Falcao con su melena oculta y unas gafas con las que no se acostumbra a ver. La explosión de emoción de los hinchas no se hizo esperar. Escoltado por varios policías, se dirigió directo al automóvil que lo iba a trasladar al hotel Sonesta. Demoró en arrancar el carro porque un montón de gente se interpuso en el camino y lo rodeo para tratar de ver al crack.

Se requirió de la intervención de la fuerza pública para poder retirar a los aficionados, que ya empezaban a golpear los vidrios y la carrocería.
 
Teófilo Gutiérrez recibe el respaldo de la afición
 
Teófilo Gutiérrez recibió voces de respaldo y aliento tras las dos expulsiones consecutivas que acumuló en el Junior. El técnico José Pékerman le abrió las puertas de la selección Colombia al público, ayer en el estadio Romelio Martínez, y muchos de los aficionados que ingresaron le demostraron apoyo al goleador.

Durante un trabajo de definición, cada vez que 'Teo' anotaba un gol, el público aplaudía. No obstante, la buena energía fue para todos. 

Rafael Castillo Viscaíno
Periodista de ADN
Barranquilla

COMENTAR
GUARDAR