¡Pékerman, genial! Le ganó el duelo a su alumno y de paso, el partido
Archivo

¡Pékerman, genial! Le ganó el duelo a su alumno y de paso, el partido

El DT movió inteligentemente sus fichas, mostró su valor como estratega y de ahí la gran victoria.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
11 de septiembre 2012 , 01:13 p.m.

En la década de los años ochenta, José Pékerman y Claudio Borghi compartieron equipo cuando el primero dirigía a Argentinos Juniors y el segundo era jugador del mismo club.

Este martes, el fútbol los reunió de nuevo en el estadio Monumental de Santiago. El técnico argentino de Colombia movió mejor las fichas que su compatriota de Chile y sacó adelante un partido que revive aún más las esperanzas de la ‘tricolor’ de volver a un Mundial. El maestro le ganó el duelo al alumno.

El combinado austral, fiel a su estilo de los últimos años, saltó al campo con un esquema de tres defensores, cuatro volantes, un enganche y dos delanteros. Por su parte, el cuadro colombiano usó el mismo sistema que paró frente a Uruguay, con cuatro defensores, cuatro volantes y dos delanteros.

Con ese panorama se jugó el primer tiempo. A Borghi no le salía su apuesta porque su seleccionado no tenía la pelota y tampoco sorprendía por los costados al equipo visitante. Todo lo contrario le sucedía a Pékerman, que veía como los suyos controlaban el balón, no pasaban trabajos en la zaga, pero no eran certeros la parte de arriba.

Llegó la expulsión de Gary Medel, a los 35 minutos del primer tiempo, y el cuadro austral no cambió. Llegó el gol de Matías Fernández y con mayor razón, Chile no varió su esquema. Colombia perdió los papeles sobre el final del primer tiempo.

Pero en el banco visitante estaba un hombre con experiencia, que como él mismo lo afirmó antes de este encuentro, cada día conoce más a sus jugadores. Y para el segundo tiempo tocó a su seleccionado, mostró toda su faceta como estratega y logró, con sus cambios, darle el cambio a un compromiso muy complicado.

Pékerman sacó a uno de los históricos, Mario Yepes, que ya tenía tarjeta amarilla, y envió al terreno de juego a Juan Guillermo Cuadrado. Con esa sustitución arriesgó bastante, Edwin Valencia pasó a jugar como central, Abel Aguilar quedó como único hombre de marca y el futbolista de la Fiorentina de Italia, exMedellín, entró para jugar como volante por derecha.

La apuesta surtió efecto y por el costado de Cuadrado, Colombia comenzó a llegar con  peligro y claridad al arco de Claudio Bravo. Pékerman arriesgó por atacar y su equipo logró el empate y pasó de largo.

En el banco local no lograban descifrar al cuadro visitante. Borghi optó por defenderse en la segunda etapa, con cinco jugadores atrás, tres volantes en el medio y un solo delantero, el peligroso Humberto Suazo, quien no dejó de inquietar con su picardía a los zagueros de la visita.

Pero James empató con un golazo de tiro libre. Con el 1-1, llegó el segundo acierto del DT de 63 años, sacó a Macnelly Torres e ingresó a uno de los que recuperó para la Selección, Aldo Leao Ramírez, que también rindió frutos. El mediocampista del Morelia mostró toda su clase con la pelota y habilitó a Falcao para el 2-1 parcial. Y Colombia pasó de largo con el 3-1 de Teófilo, que logró anotar tras la generosidad del Falcao, que tocó para que el barranquillero celebrara.

En ese momento, el entrenador de los chilenos quiso reaccionar mandando dos delanteros de talla para concretar con balones aéreos, pero el cuadro rival se encontraba bien parado, fortalecido con el resultado y había vuelto al doble volante de marca, con la entrada de Carlos Sánchez.

José Pékerman le ganó el duelo a su alumno Claudio Borghi, mostró toda su valía como estratega en un estadio ‘monumental’… En pocas palabras, estuvo ¡genial!

Diego Loaiza Gómez
Periodista Futbolred.com
Bogotá
En twitter: @loaizadiego

 

COMENTAR
GUARDAR