"Les había dicho a familia y amigos que iba a marcar gol": Robayo
Archivo

"Les había dicho a familia y amigos que iba a marcar gol": Robayo

Con un golazo, el volante abrió el marcador para Millonarios en la victoria 2-1 sobre Once Caldas.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
27 de agosto 2012 , 02:52 a.m.

Millonarios inició con pie derecho una semana ardua, consiguió los tres puntos frente a Once Caldas y ahora tendrá que afrontar tres partidos: uno el miércoles de Liga Postobón de la sexta fecha cuando visite a Real Cartagena, el jueves en Paraguay el juego de ida de la segunda fase de la Copa Suramericana y el domingo deberá recibir a Deportivo Cali en la séptima fecha del rentado local. 

El triunfo sobre el Once Caldas suma tanto en la tabla como en lo anímico y es que seguir líderes y tomarle dos puntos al segundo habla muy bien del momento que viven los azules, que solo han recibido un gol en cinco partidos y han anotado 10 en la misma cantidad de juegos en la Liga Postobón. 

"Once Caldas es un rival digno que sale a presionar de local y de visitante, nos trató de complicar durante el juego y creo que al final el resultado es meritorio para nosotros porque tuvimos las opciones más claras", afirmó el volante Rafael Robayo, quien fue inicialista y además abrió el camino del triunfo para los 'azules'. 

Y es que Millonarios ganó por su muestra de jerarquía, porque a pesar de no ser claro dominador del encuentro, ni de manejar el balón, convirtió las opciones para quedarse con los puntos y 'blanquear' al rival. Así fue como el dueño de la casaca 8 de los 'embajadores' tomó el balón y con la pierna derecha logró anotar el primero. 

"Antes de que llegara sabía que le iba a pegar, por ahí escuché a Lewis que me la pidió por la derecha, pero no cambié el pensamiento y pateé al arco, eso es lo que nos dicho a veces el técnico, el que patea es el que puede marcar y hoy (por el domingo) se me dio a mí", aseguró felizmente Robayo, ídolo que se volvió gol en una fria tarde capitalina.

Rafael fue de la partida y aunque no pudo conectar muchos pases de la mitad de la cancha con los delanteros Wason Rentería y Wilberto Cosme, para que marcaran un gol, él hizo el suyo para darle tranquilidad al grupo. "Había hablado con mi familia y con algunos compañeros, les había dicho que iba a marcar gol otra vez, yo lo tenía en mente y me sentí confiado", mencionó.

Los locales

no generaron muchas jugadas claras de gol, pero para la segunda parte, incluyeron en el juego eso que va más allá de manejar el balón, la categoría de digno rival que nunca se da por vencido y a pesar del empate que marcó Mario González, los dirigidos por Hernán Torres pisaron con más frecuencia el área del conjunto manizaleño. 

Llegó el del triunfo, en los pies de otro de los recién llegados a Millonarios, Wason Rentería sentenció el juego, los tres puntos y extendió el invicto de los locales a 5 fechas en la Liga Postobón.

"Creo que al final Millonarios ganó porque tuvo las opciones más claras y se pudieron sacar los tres puntos en casa", remarcó el jugador bogotano, quien rápidamente empezó a pensar en el juego de la Copa Suramericana. 

Camila Espinosa Aristizábal 
Especial para Futbolred.com
camesp@eltiempo.com
En Twitter: @camimzles

COMENTAR
GUARDAR