Cinco claves de Santa Fe en el triunfo histórico sobre Pasto
Archivo

Cinco claves de Santa Fe en el triunfo histórico sobre Pasto

La efectividad de Jonathan Copete y el talento de Omar Pérez, claves en la victoria.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
15 de julio 2012 , 07:05 p. m.

Para llegar a ese gol que aún retumba en el alma y el corazón de los hinchas de Santa Fe, el onceno bogotano trabajó el partido desde el comienzo del juego.
 
A nuestro juicio, estas fueron las cinco claves para ganar el partido definitivo que le entregó la séptima estrella:
 

1. Jonathan Copete y su gol

 
La anotación del atacante caleño, que no logró montarse en el bus que llevó a los jugadores para festejar la victoria al parque Simón Bolivar, ya que le tocó ir al control al dopaje, fue determinante.
 
Ese gol le dio un campeonato a Santa Fe. Su cabezazo perfecto y su permanente lucha por obtener la anotación marcó un nuevo camino, dio fin a esa sequía de títulos y será, de ahora en adelante, el recuerdo de gol de dos y hasta tres generaciones de hinchas que nunca habían visto campeón al onceno 'cardenal'.
 

2. El talento de Omar Pérez

 
Su capacidad de liderazgo fue determinante. El argentino, ante la ausencia de hombres como Bedoya y Centurión, guió a sus compañeros. Como en Pasto, Pérez pidió el balón, lo cuidó y transmitió confianza. Si bien es cierto que no estuvo fino a la hora de definir, falló dos opciones claves, de sus pies salió la falta que terminó en el gol de cabeza de Copete.
 

3. Wilson Gutiérrez y sus variantes

 
Primero, el entrenador con la formación que puso salió a buscar el juego. Puso a Anchico desde el comienzo, prefirió la experiencia del jugador cucuteño y acertó con el ingreso de Edwin Cardona, quien con fuerza y dedicación supo aportar su fútbol. Fueron 27 minutos importantes de juego que brindó el volante antioqueño. Además, Gutiérrez transmitió tranquilidad, desde afuera, cuando más lo necesitaba el equipo.
 

4. Luis Carlos Arias y su desborde por el sector izquierdo

 
Nadie olvidará las virtudes del 'atacante-volante-defensa' en la etapa de cuadrangulares y en la final. El antioqueño asumió con ganas su rol de lateral izquierdo en el juego del título en El Campín, no paró de correr y siempre que pisó el área rival fue un peligro. Fueron 90 minutos, de Arias, de pura dinámica. De sentido de pertenencia.
 

5. El público fue el jugador número 12

 
Los hinchas de Santa Fe también jugaron su partido. Con garra, con amor por la camiseta levantaron a sus jugadores luego de un comienzo muy dudoso en la segunda etapa. Desde las tribuna también se inclinó la cancha. Los aficionados alentaron, finalmente no transmitieron esa ansiedad que tanto se temía, lo que llevaron a sus jugadores fue energía pura cuando más lo necesitaba el equipo. En síntesis, los hinchas también ganaron. Además, como si fuera poco, no ingresaron al campo. Vivieron el triunfo, el campeonato, desde sus asientos en una muestra más de que pese a los 36 años, 6 meses y 25 días sin ganar un campeonato no los llevó a cometer errores. 
 
Leonardo Duque Soto
Periodista Futbolred.com
leoduq@eltiempo.com
Bogotá
En twitter: @leoduq
 

COMENTAR
GUARDAR