Mujeres clave en la vida de Jonathan Copete y Hugo Alejandro Acosta
Archivo

Mujeres clave en la vida de Jonathan Copete y Hugo Alejandro Acosta

Freydda Cáceres, mamá del defensa de Santa Fe. Maryury Rondón es la esposa del delantero.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
16 de julio 2012 , 05:36 a. m.

Hugo Alejandro Acosta será para siempre un niño. El niño de Freydda Cáceres, quien este domingo bien puede convertirse en la mamá de un campeón.

"Cuando a él lo llamaron de Santa Fe estaba estudiando en la universidad -ingeniería-. Lo primero que hizo fue llamarme a contarme. Le dije: "La carrera de futbolista es corta, si el fútbol es lo que te gusta, hazlo. No quiero un adulto frustrado. El fútbol no se le da a todo el mundo y si tú puedes, hazlo", le dijo.

El niño hizo caso, dejó la universidad y se dedicó al fútbol con una pasión que a ella sólo le deja un sinsabor: "Para él no existe más. Y a veces, en las ocasiones importantes, yo pienso: qué pesar que mi niño no está... Oiga, mi niño, a él le da risa cuando yo le digo así", confesó.

De otro niño, más crecidito y con acento 'extranjero', se enamoró la venezolana Maryury Rondón. "Conocí a Jonathan cuando él jugaba en mi país, la novia de su amigo era mi prima", recuerda ella. Eso fue hace casi siete años. Hoy tienen un hijo de casi cuatro años -Jonathan Alexánder- y están a una semana de contraer matrimonio... lo harán justo después del título.

"Me tengo que ir a Venezuela por unos papeles y me pierdo la final, pero desde allá lo vamos a apoyar", dice Maryury, una rubia tímida a quien 'la fama' no termina de gustarle.

Maryury ya vio a su esposo campeón en Venezuela como figura del Zamora. Esta vez en Santa Fe también es titular, lo que aumenta la presión. En cambio, a Freydda le toca la tarea de apoyar al que busca la titular.

"A él le ha dado duro, cualquiera quiere jugar la final. Pero lo asume con responsabilidad porque no es sólo él sino un equipo. Le da nostalgia. Cuando clasificaron a la final hasta lloró", reveló.
Ambas son hinchas de Santa Fe por puro amor. El título para ellas será más que un premio.

Jenny Gámez
Redacción ADN

COMENTAR
GUARDAR