Rusia pide a hinchas que se comporten para evitar nuevos incidentes
Archivo

Rusia pide a hinchas que se comporten para evitar nuevos incidentes

La Federación Rusa de Fútbol condenó con rotundidad este jueves los actos violentos protagonizados por 'hooligans' de su país en

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
14 de junio 2012 , 06:57 a.m.

La Federación Rusa de Fútbol condenó con rotundidad este jueves los actos violentos protagonizados por 'hooligans' de su país en la Eurocopa-2012 y pidió a los aficionados que se comporten bien durante su estancia en el torneo, para evitar nuevos incidentes.

"La Federación Rusa (RFS) condena totalmente cualquier acto de violencia en el interior o el exterior de los estadios. Pedimos a todos los aficionados rusos que estén tranquilos y se comporten de acuerdo a las reglas de la Uefa", afirmó el organismo en un comunicado en su página web.

"La RFS se opone categóricamente a cualquier intento de justificación de la violencia y al uso de bengalas en el interior de los estadios", añadió.

El miércoles, la Comisión de Disciplina de la Uefa condenó a Rusia con la amenaza de seis puntos de penalización para las eliminatorias de la Eurocopa-2012 y 120.000 euros de multa, por la violencia de sus hinchas radicales el viernes en Breslavia, donde Rusia ganó 4-1 a la República Checa, en su primer partido en esta Eurocopa.

La resta de puntos está en suspenso y sólo se hará efectiva si hay reincidencia de aquí a finales de 2015, cuando terminen las eliminatorias y los repechajes para Francia-2016.

La Uefa abrió igualmente un nuevo procedimiento disciplinario el miércoles contra Rusia por hechos cometidos en el estadio de Varsovia durante el partido ante Polonia, como el encendido de bengalas, una pancarta de carácter política e intrusión de un hincha ruso en el terreno de juego.

Pero esos hechos menos no afectarán, aclaró la Uefa, en la sanción en suspenso de los seis puntos. Los incidentes violentos fuera del estadio fueron más graves y causaron 187 detenidos (157 de ellos de nacionalidad polaca) y una veintena de heridos, todos ellos de carácter leve.

Los ocho primeros de esos 'hooligans', acusados de ofensión o agresiones a un agente del orden o de participación en una reunión ilegal, fueron condenados el miércoles con multas y penas de prisión sin cumplimiento, que van de los tres a los doce meses.

Ante la polémica por las peleas entre polacos y rusos, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, llamó el miércoles al primer ministro polaco, Donald Tusk, para subrayar que el país anfitrión es el responsable del mantenimiento del orden y la seguridad de los aficionados que están en su territorio.

Tusk le habría trasladado la imparcialidad de la justicia polaca, sin importar la nacionalidad de los aficionados detenidos.

AFP.

COMENTAR
GUARDAR