Imperio de silencio e ilusión en Selección Colombia que juega con Perú
Archivo

Imperio de silencio e ilusión en Selección Colombia que juega con Perú

El equipo nacional está en Lima para buscar 3 puntos fiel al estilo de su DT, José Pékerman.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
03 de junio 2012 , 03:07 a.m.

La llegada de la Selección Colombia este sábado a Lima, para medirse contra Perú, fue una nueva muestra del particular estilo que impera en el equipo tricolor desde que lo dirige el argentino José Néstor Pékerman: el del silencio y los misterios, aunque con una marcada alegría e ilusión de éxito.

A las 7:10 p.m. de este sábado, exactamente, se apagó el motor del autobús que condujo al seleccionado 'cafetero' del aeropuerto Jorge Chávez hasta el hotel Los Delfines, en el exclusivo sector de San Isidro.

Uno de los personajes de la Selección que aguardaba la llegada de los 24 jugadores era el médico, Carlos Ulloa, quien arribó a la capital peruana el viernes para preparar todos los detalles de su trabajo. Sin embargo, el galeno se opuso a decir algo concreto de la lesión de Camilo Zúñiga, desafectado del equipo para el juego de este domingo por una lesión muscular, que cayó por sorpresa y cuya realidad aún es un misterio.

"No le puedo decir nada distinto a lo que ya afirmó el técnico José Pékerman, no estoy autorizado para hablar de la lesión de Zúñiga hasta que lo indique el seleccionador", le afirmó Ulloa a este enviado especial. Habrá rueda de prensa o un comunicado al respecto cuando lo ordene el DT argentino.

Lo que sí supo Futbolred.com, y de otra fuente, es que Zúñiga tiene una lesión muscular que podría ser producto de la fatiga de una temporada intensa en el Nápoli de Italia. "No le puedo contar más", agregó el mismo portavoz, quien reveló que Zúñiga "se irá a la gradería del estadio Nacional de Lima". No estará ni de suplente.

"Tigre, Tigre, Tigre"

A la entrada del hotel en que se hospeda el combinado nacional, aguardaba un grupo de alrededor de 30 hinchas con la camiseta tricolor y con sus cantos esperaban a la delegación dirigida por José Néstor Pékerman. Ansiosos deseaban ver a cada uno de los jugadores que saltarán al terreno de juego este domingo. 

Entre los jugadores más aplaudidos y ovacionados por la afición colombiana estuvieron Mario Alberto Yepes, Freddy Guarín y Radamel Falcao García. Precisamente, el goleador del Atlético de Madrid fue el último jugador en descender del autobús. Los gritos no se hicieron esperar: 'Tigre, Tigre, Tigre' le dijeron al personaje de moda, al que tiene prendida la llama de la ilusión para lograr un triunfo en Lima.

Falcao se bajó y cuanto antes se metió en el lobby del hotel, en medio de los cantos de los aficionados, vestidos de amarillo y con una bandera gigante de Colombia. Ellos son los que, en su mayoría, le siguen los pasos en detalle a la Selección y saben que los dirigidos por Pékerman hicieron en Bogotá 17 sesiones de trabajo.

Estos son de los pocos datos que se filtran en los medios, gracias a un personaje misterioso, de bajo perfil ante el periodismo y que tiene en su silencio repetido y eterno una ley: es Pékerman, precisamente. "Si le ganamos a Perú y a Ecuador puede seguir siendo así, pero si la Selección pierde, quién sabe qué pasará", dijo un reconocido periodista en la puerta de acceso del hotel Los Delfines.

Por eso, en medio del estilo Pékerman y de su 'silenzio stampa', como dicen los italianos, nadie se atreve a dar como un hecho la formación titular de Colombia para el juego frente a Perú, este domingo desde las 5 p.m. en el remodelado estadio Nacional de Lima, que ahora luce imponente por fuera y por dentro y al que le sembraron de nuevo césped de verdad en vez del artificial que no gustó ni duró mucho.

Habrá que esperar que los muchachos de Pékerman amanezcan inspirados y con mentalidad ganadora. En el registro ya quedaron los tres meses sin jugar un solo partido de fogueo antes de enfrentar a Perú, desde la victoria 2-0 contra México del 29 de febrero pasado.

También quedó claro que el cuerpo técnico de Pékerman es tan misterioso como él y no le afirma ni una palabra a la prensa. A muchos tampoco les dice nada que hayan pasado 31 años desde la última victoria de Perú, en Lima, frente a Colombia, por eliminatorias mundialistas, ni que Pékerman tenga en su hoja de vida tres títulos mundiales con la Selección Sub-20 de Argentina. No es un detalle menor, sin embargo.

Aguardamos que Pékerman, pero sobre todo los jugadores, hablen en la cancha. Que todos esos limitantes frente a los medios se vuelvan un revulsivo y cada uno de ellos demuestre ante la prensa y  la opinión pública que dominan la situación.

"¡Que gane el mejor!", le dicen a uno en Lima los taxistas, los colegas peruanos, los meseros, los botones de los hoteles e incluso un puñado de mujeres que este sábado se dedicó a comprar la camiseta blanca con la banda roja cruzada de Perú. La última palabra se dirá en la cancha, que es donde se cuecen las habas.

Probable formación: David Ospina; Amaranto Perea, Aquivaldo Mosquera, Mario Yepes, Pablo Armero: Carlos Sánchez, Juan Guillermo Cuadrado, Fredy Guarín, James Rodríguez; Dorlan Pabón y Falcao.

Gabriel Briceño Fernández
Editor Futbolred.com
Enviado especial en Lima
G
abbri@Eltiempo.com
En Twitter: @gabbritter

COMENTAR
GUARDAR