"Gracias al Mundial hasta salí en un comercial": 'Toño' Rada
Archivo

"Gracias al Mundial hasta salí en un comercial": 'Toño' Rada

El exjugador mundialista habló de la participación de Colombia en la Copa del Mundo de Chile 62.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
01 de junio 2012 , 03:21 a.m.

El exfutbolista costeño relató detalles de la participación en el Mundial de 1962. Allí en territorio chileno marcó un gol e hizo dos asistencias en el duelo contra la Unión Soviética que terminó 4-4. 'Eso es inolvidable', dijo.

En las últimas semanas sintió el rigor de la fama. Su popularidad volvió a subir. No importan sus 75 años, ni que hace mucho tiempo haya colgado los guayos. Él es un histórico del fútbol colombiano y punto.

Es Antonio 'Toño' Rada, integrante de la Selección Colombia que jugó el Mundial de fútbol de Chile 1962 y autor de uno de los goles en el inolvidable 4-4 con Unión Soviética (se jugó el 3 de junio de ese año).

"Mijo, llámeme por la noche que estoy por la calle. Para hablar del Mundial hay que estar tranquilo". Esas fueron las primeras palabras del buen 'Toño', quien vive sin problema en Barranquilla gracias a su pensión y ayudando a la "crianza de los nietos", tal y como lo dijo en charla con Diario MÍO.

Y ya tranquilo, sentado en una silla mecedora en plena sala de su casa, Rada devolvió el casete para contar detalles de la primera gran hazaña del balompié de nuestro país a nivel internacional.

"Otra vez se prendieron las alarmas. Hay mucho periodista haciéndonos notas por esa fecha tan bella. Muchas gracias", expresó con sentido de agradecimiento el otrora jugador del Unión Magdalena, Deportivo Pereira, Cali y del Atlético Junior, entre otros.

'Toño', quien fue un futbolista de "ofensiva, buena pegada y velocidad", como él se definió, recordó que antes de viajar a Arica, la sede mundialista de los nuestros en Chile, todo se hizo en silencio y a la llegada a Bogotá el recibimiento resultó ser multitudinario.

"Nosotros viajamos tranquilos e incluso creo que nadie daba un peso por la Selección. Pero por lo hecho y sumando el gol olímpico de Marcos Coll, cuando regresamos había un 'gentío' impresionante a la salida del aeropuerto de Bogotá", dijo Antonio, quien aún goza de las mieles de la fama y el reconocimiento que dejó la participación en la cita mundialista.

Es por eso que en un rincón de su alcoba reposan los videos de los partidos jugados en el estadio Carlos Dittborn, de Arica. Y es que aún los pone a rodar porque recordar es vivir. "Esas imágenes son un tesoro para uno. Cuando llegan los amigos de visita ponemos esos casetes y es muy bueno volverlos a ver. También se los muestro a los nietos", relató con orgullo el 'Cañonero', como lo bautizó el legendario narrador Carlos Arturo Rueda C.

Además de la alta cotización futbolística que logró tras la cita orbital, 'Toño' relató otros aspectos curiosos que vinieron tras la llegada a Colombia. Con su acento costeño y dejando escapar una sonrisa: "El Mundial me dejó muchas admiradoras, salí en un comercial de pasta de dientes por el que me pagaron 400 pesos de ese tiempo y además del cariño de la gente en mi tierra y en el país".

Antonio Rada es una caja de música. Y a sus 75 años vive para recrear una y otra vez el hecho que le cambió la vida y que marcó el primer capítulo glorioso de la historia de nuestro fútbol.

"Me tomé mis cervezas": Rada

¿Cómo fue la celebración a la llegada a Bogotá?

Tengo que decir que duramos un poco de tiempo para llegar hasta el Hotel San Francisco. Había mucha gente en la calle. Después, hubo una comida con los dirigentes, la prensa y ya tarde nos dijeron que podíamos hacer nuestras cosas.

¿Hubo licor y baile?

Después de las 11 de la noche quedamos libres y salimos por ahí a tomar algo con Coll y con el 'Caimán' Sánchez. Yo andaba con los costeños. Nos tomamos unas cervecitas, pero sin hacer escándalos.

¿Se ganaba en ese entonces buen dinero jugando al fútbol?

Pues yo cuando volví del Mundial jugaba con el Pereira. Los dirigentes me dijeron que debía jugar con el América el fin de semana siguiente y que si conseguíamos la victoria, el premio era doble. Ganamos 4-1 o 4-2 y me dieron 1.000 pesos, que era un buen dinero. En lo personal, cuando empecé a jugar me ganaba siete salarios mínimos al mes y después en mi último contrato me ganaba 20 salarios. Era muy bueno.

¿Cuándo volvió al barrio San Roque, de Barranquilla, en donde vivió gran parte de su vida?

El lunes después del partido con América. Cogí un avión temprano y cuando llegué a mi casa casi no me dejan entrar. Había mucha gente esperando para saludar. Así solamente un par de horas después pude entrar para entregarle los regalos a la familia. Trajimos muchos detalles porque Arica era puerto libre y todo era baratico.

¿Dicen los historiadores que usted jugó de carambola?

(Risas). Lo que pasa es que contra Uruguay Delio ('Maravilla' Gamboa) salió lesionado y me dieron la opción de estar contra la Unión Soviética. Y mira que hice un gol, puse dos pases para los otros goles y me fue bien.

¿Qué fue lo mejor de esa Selección?

Fuimos una familia. Hicimos un buen grupo y atendimos los requerimientos que nos pedía el 'maestro' Pedernera.

 

Una calidad de entrenador

"La Selección Colombia tenía a ese gran técnico que era Adolfo Pedernera. Su labor siempre estuvo encaminada a motivarnos, a subirnos la moral y creo que esa fue una clave para conseguir el famoso empate frente a Unión Soviética", esas fueron las palabras de Rada al describir las cualidades del entrenador argentino.

Según 'Toño', el DT estaba pendiente de todos los detalles del seleccionado.

Óscar Ostos
Subeditor de Deportes
oscost@diariomio.co

COMENTAR
GUARDAR