Italia está mermada por los problemas ofensivos
Archivo

Italia está mermada por los problemas ofensivos

Si Mario Balotelli fuera más maduro, Antonio Cassano no hubiera sufrido un problema cardíaco menor en noviembre y Giuseppe Rossi n

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
31 de mayo 2012 , 12:40 p. m.

Si Mario Balotelli fuera más maduro, Antonio Cassano no hubiera sufrido un problema cardíaco menor en noviembre y Giuseppe Rossi no se encontrara lesionado, la selección italiana de fútbol podría estar entre los aspirantes al título de la Eurocopa.

Pero como Rossi no estará, Balotelli es una eterna incógnita y Cassano llega con muy poco fútbol, Italia podría carecer de peso en ofensiva, pese al intento del entrenador Cesare Prandelli de recuperar la ansiada credibilidad en los tetracampeones del mundo.

A pesar de sus destellos de brillantez y de promesas de buen comportamiento, Prandelli tiene grandes dudas sobre si Balotelli está capacitado para liderar el ataque de Italia debido a una serie de problemas de conducta que han afectado al jugador del Manchester City.

El atacante de 21 años llegará a la Eurocopa con menos de 10 partidos internacionales, en los que no ha podido mostrar su indudable capacidad goleadora. Rossi sufrió en octubre del 2011 una lesión en los ligamentos de su rodilla derecha y en abril su club, Villarreal de España, anunció que el atacante necesita dos operaciones más, que lo dejaron descartado para la Eurocopa y posiblemente para gran parte de la próxima temporada.

Por su parte, Cassano recibió una muestra de confianza de parte de Prandelli al ser incluido en la lista para la Eurocopa, pese a que está lejos de su mejor estado físico y futbolístico para el torneo tras estar cinco meses fuera de las canchas.

La carrera del delantero nacido en Bari ha estado marcada por los problemas de conducta y fue ignorado en múltiples ocasiones por Marcello Lippi, predecesor de Prandelli. Pero el actual técnico de Italia confía en Cassano, quien fue titular en todos los partidos de la eliminatoria al torneo continental, generalmente haciendo dupla con Rossi y con menos frecuencia con Sebastian Giovinco o Giampaolo Pazzini.

Un Cassano más maduro fue clave para el título del AC Milan en la Serie A durante la temporada 2010-2011, pero justo cuando su carrera parecía estar de nuevo en su punto máximo, fue diagnosticado con un problema cardíaco y sometido a una cirugía.

SIN RENOVACION.

Una mirada en las armas goleadoras italianas muestra el gran problema que afronta Prandelli. El técnico no convocó para el torneo a Pazzini y al atacante de la Juventus Alessandro Matri, quienes participaron de gran parte del proceso clasificatorio, y depositó su confianza en Giovinco, del Parma, y en el veterano Antonio Di Natale.

Giovinco o Di Natale podrían ser el acompañante en ofensiva de Balotelli, que pese a las dudas de Prandelli parece ser el único delantero con claras chances de ser titular en la Euro. Sumado a estos problemas, el equipo no ha logrado la renovación que anhelan los aficionados italianos.

Gianluigi Buffon, de 34 años, sigue siendo indiscutido en la portería, tras una excelente temporada en la que se consagró campeón de la Serie A con la Juventus, y Andrea Pirlo, de 33 años, es seguro titular en el mediocampo.

Los defensores Federico Balzaretti y Andrea Barzagli, el mediocampista Christian Maggio y el delantero Di Natale también sobrepasan los 30 años en un equipo donde los jóvenes escasean. Italia terminó invicto en la eliminatoria para el torneo continental, asegurando su clasificación cuando aún le faltaban dos partidos por jugar tras superar en su grupo a Serbia, Eslovenia, Islas Feroe, Irlanda del Norte y Estonia.

Los resultados de los amistosos, por otra parte, han sido irregulares, con una impresionante victoria 2-1 sobre España y derrotas como local ante Uruguay y Estados Unidos.

Sin duda, Prandelli devolvió a Italia la confianza tras las pésimas campañas en la Eurocopa 2008 y en el Mundial de Sudáfrica, pero si la 'Azzurri' podrá añadir una nueva corona a un único título continental logrado en 1968 es un tema completamente diferente.

Con información de Reuters .

COMENTAR
GUARDAR