Fiscalía dejó en libertad al futbolista del Huila Carlos Valencia
Archivo

Fiscalía dejó en libertad al futbolista del Huila Carlos Valencia

La entidad adujo que las agresiones del jugador del club 'opita' fueron leves.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
29 de mayo 2012 , 06:16 a. m.

Finalmente y luego de estar detenido, Carlos Valencia quedó absuelto tras el escándalo que generó en Medellín al agredir a una trabajadora sexual.

Valencia, de 23 años, se vio favorecido por el informe de la Fiscalía, que aseguró que los golpes a Cindy Katherine Quintero Atehortúa, frente al Hotel San Fernando Plazas en la localidad de El Poblado, en Medellín, fueron leves.

El hecho por el cual se juzgó a Valencia se presentó el pasado lunes en horas de la madrugada cuando tras recibir una llamada que reportó una riña frente a dicho hotel, la Policía capturó en flagrancia al lateral derecho del Atlético Huila en el momento en el que golpeaba a la joven de 22 años.

El comandante de la Policía de la Estación Poblado, el teniente coronel Fabio Alexánder Rojas, reveló que el jugador fue detenido a las 5:40 de la mañana del lunes y que en el momento del altercado se encontraba en compañía de los jugadores del elenco opita Jhonnier González y Éiner Betancourt y de dos mujeres.

Sobre el estado de la joven, Rojas señaló que "sufrió una herida en la cara. Le fueron tomados cuatro puntos de sutura en la ceja". Mientras Cindy Katherine está siendo valorada por Medicina Legal, Valencia Paredes permanece en los calabozos del búnker de la Fiscalía de Medellín.

Según la información que maneja la Fiscalía, hasta el momento no se ha presentado ningún tipo de conciliación entre la víctima y el jugador. De acuerdo con el dictamen de Medicina Legal, Valencia Paredes tendría que asistir esta tarde a una audiencia ante un juez de control de garantías, para comparecer por el delito de lesiones personales, si por la agresión le dan a la joven 90 días de incapacidad. 

Las dos mujeres que estuvieron presentes durante la agresión se presentaron como testigos en la Fiscalía. Una de ellas, Luxy Andrea Merlano Salazar, de 20 años, manifestó ser sobrina del senador Eduardo Merlano, según la versión que ella misma entregó a las autoridades.

Algunas versiones extraoficiales calificaron este incidente como un nuevo escándalo con trabajadoras sexuales en el que no lograron un acuerdo en la tarifa. El teniente coronel Fabio Alexánder Rojas no confirmó que la joven agredida fuera en realidad una prostituta.

 

El Atlético Huila se enfrentó el domingo pasado contra Itagüí y, pese a que cayó 1-0, tiene un lugar entre los ocho clasificados a las semifinales de la Liga Postobón I.

Redacción Futbolred.com

COMENTAR
GUARDAR