Así jugaron uno por uno en Athletic Bilbao ante Barcelona
Archivo

Así jugaron uno por uno en Athletic Bilbao ante Barcelona

El club 'bilbaíno' perdió 3-0 la final, ya había caído ante Atlético en la Europa League.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
25 de mayo 2012 , 12:18 p. m.

Así jugó el Athletic Club en la final de la Copa de Rey que perdió este viernes ante el Barcelona 3-0.

Iraizoz (5): Los goles no fueron culpa suya, pero en todos quedó la duda si pudo hacer algo más. No obstante, los remates de Pedro y Messi fueron muy ajustados. Después quizás evitase una goleada que, todo hay que decirlo, Barcelona ya no buscó.

Iraola (4): Athletic no tuvo el balón en la primera parte y eso penaliza a jugadores como él. Por ello apenas colaboró en ataque. Tampoco en la segunda mitad, cuando ya sus compañeros mantuvieron más la posesión.

Ekiza (4): La gran novedad en el equipo y no hizo más que sufrir. Aún así fue de los que más fuegos apagó en una defensa muy descolocada y superada desde el principio. Con balón, abusó del balones en largo, muchas veces pelotazos para evitar el agobio de la presión rival.

Amorebieta (4): Ni él ni sus compañeros de línea se rehabilitaron de la mala noche de Bucarest. Superado, como sus compañeros, estuvo lejos del central que había sido durante toda la temporada hasta la mencionada final de la Liga de Europa.

Aurtenetxe (3): Muchos errores en el inicio del choque, en el que el Barça finiquitó el choque. Mejoró tras el descanso, pero falló un remate claro con un cuarto de hora por jugarse a espléndido centro de Ibai.

Javi Martínez (3): De central de entidad durante todo el año a jugador superado en las dos finales. Este viernes de medio de contención, probablemente una idea no demasiado brillante para un equipo que tiene en la posesión y las combinaciones sus principales armas.

De Marcos (3): Relevado tras la primera parte, en la que estuvo desubicado y desaparecido. Hasta estuvo a punto de ganarse una tarjeta por una entrada a destiempo. Ha terminado el curso muy lejos de sus prestaciones hasta bien avanzada la temporada.

Muniain (4): Como siempre, lo intentó. Pero aún con menos éxito que en Bucarest. Ha pagado muy caro la falta de temple y precisión de su equipo en las dos finales que tanto le han afeado la campaña.

Susaeta (4): Sustituido en el descanso posiblemente porque tenía una tarjeta. Se mostró un tanto desquiciado, pero suya fue la primera ocasión de su equipo, ya con 3-0. Pinto impidió el 3-1 con una buena parada.

Llorente (5): Muy desasistido otra vez, apenas tuvo ocasiones. No obstante, como en la final de la Liga Europa, queda para el recuerdo un probable penalti que conllevaba tarjeta roja y que pudo cambiar algo el partido.

Era el minuto 27 de partido y un 1-3 (si el Athletic hubiese transformado el penalti) con superioridad numérica era mucho menos desventaja que 0-3 e igualdad numérica. Sustituido a un cuarto de hora del final.

Ibai (6): De nuevo, el mejor de su equipo. Él único con cierta claridad en la conducción y el pase. No obstante, echó fuera una vaselina al inicio de la segunda parte que pudo levantar algo a su equipo. Posteriormente, puso un balón de oro a la cabeza de Aurtenetxe, que el lateral desaprovechó.

Herrera (6): Con Iturraspe, que se quedó sorprendentemente hasta fuera de la convocatoria, la sorpresa negativa de la alineación. Salió tras el descanso para darle a su equipo claridad de ideas y los mejores momentos. Pero era ya con el partido perdido y el Barcelona relajado.

Íñigo Pérez (5): También salió tras el descanso, en la mejor mitad del Athletic. No estuvo tan acertado como Herrera y tampoco le salieron las cosas en las jugadas a balón parado, en las que es especialista.

Toquero (5): Salió en el último cuarto de hora para relevar a Llorente. Ese cambio, con 3-0 en contra, ya deja claro para qué era y lo que fue la final.

EFE

COMENTAR
GUARDAR