Agustín Julio y Léider Preciado: ídolos de Santa Fe de arco a arco
Archivo

Agustín Julio y Léider Preciado: ídolos de Santa Fe de arco a arco

Los dos jugadores más queridos por los rojos en la década anterior se despiden el sábado (3:30 pm).

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
05 de mayo 2012 , 05:17 a. m.

Agustín Julio y Léider Preciado significan Independiente Santa Fe. Los dos, que hace 17 años comenzaron a recorrer el largo camino del fútbol profesional en una estación llamada 'El Cóndor', disfrutarán de la última parada en El Campín, escenario que los consagró. Allí recibirán el cariño de una afición que aún los idolatra y con la camiseta de 'sus equipos', Santa Fe, llegará la hora de escuchar los aplausos de unos hinchas que los recordarán por los años de los años.

Agustín Julio, quien llegó de Cartagena, y Léider Calimenio Preciado, que arribó de Tumaco, se instalaron en la capital del país con la más grande ilusión de hacer un nombre, y hoy recogen los frutos tras haberse ganado un lugar en el corazón de los hinchas santafereños. "Llegué con la bendición de mi mamá (Colombia), con el sueño de hacer historia y poco a poco me encariñe de un equipo que me entregó todo y al que le entregué todo", dice Preciado, quien ahora está al frente de la Selección Prejuvenil de Santa Fe categoría Sub-15.

Preciado, con el número 23 a su espalda, tocó el cielo con las manos cuando en Francia, en aquel estadio de Montpellier, marcó el último gol de un equipo nacional en un Mundial. Una anotación que aún nos eriza la piel. Y Agustín Julio, que atajó uno de los penaltis definitivos a Germán Centurión, de Pasto, en lo que significó el título para Santa Fe de la Copa Colombia, en el 2009, sentirá, una vez más, el afecto de los hinchas 'cardenales' en una tarde que espera convertirse en una postal llena de alegría y grandes recuerdos.

Santa Fe, un amor a primera vista

Julio, quien volverá a ponerse el buzo de arquero, debutó en Santa Fe como profesional un 20 de agosto de 1995 en un juego que terminó 1-1 contra Envigado, un domingo. "Tenía 21 años. Fue un día inolvidable para mí. Recuerdo que en el país no se confiaba mucho en el jugador joven, pero al final jugué y creo que me fue bien. Estaba nervioso y pese a que me anotaron un gol, pasé", recuerda este arquero que jugó 551 partidos oficiales en el fútbol colombiano, 342 de ellos con Santa Fe.

Léider Preciado un hombre que se cansó de hacer goles y al que le brota el amor por Santa Fe ante cada palabra que expresa, se convirtió en ídolo no solo por sus goles sino por su capacidad para anotarle de manera seguida a Millonarios. "Les hice 15 goles y frente a ellos marqué el gol 100 de mi carrera deportiva, ese día fue de los más felices. Además, al arquero que más me gustó convertirle fue a Burguez", cuenta Preciado en medio de risas, pero al mismo tiempo con gran respeto con el rival de patio.

Hoy, a pocas horas previas del partido homenaje que tendrán este sábado y que comenzará a las 3 y 30 de la tarde, donde se jugarán dos tiempos de 30 minutos, los dos Agustín y Léider, han vuelto a sentir el asedio de la prensa, de los hinchas, como sucedía hace unos años. "Me han llamado tanto como cuando estaba en la Selección Colombia", cuenta el exdelantero nacional en medio de una firma de autógrafos con los aficionados de Santa Fe que hicieron fila por horas para una foto y una firma.

Selección Colombia: objetivo cumplido

Precisamente en la Selección Colombia cada uno de estos protagonistas tuvo su momento. Primero fue la hora para Léider Preciado, quien a sus 21 años jugó el Mundial de Francia 1998. Un partido amistoso en Santiago, contra Chile, donde marcó dos goles lo pusieron como firme candidato a quedar en la lista definitiva del técnico Hernán Darío 'Bolillo' Gómez. "Jugar el Mundial fue algo que no me lo imaginaba. Estando allá no entendía bien lo que significaba y solo años después supe su importancia", recuerda Léider, quien, además, fue el último jugador colombiano en marcar un gol en ese tipo de eventos: "Yo entré y traté de hacer lo que me pidió el 'Bolillo', tuve la suerte de marcar el gol y aún hoy recuerdo la felicidad que sentí, solo cuando llegué acá viví la emoción de la gente por ese gol, fue increíble", relata Preciado sobre la anotación a Túnez aquél lunes 22 de junio de 1998.

Agustín Julio también tuvo su hora. Fue la Selección que dirigió Jorge Luis Pinto, en la eliminatoria hacia el Mundial de Sudáfrica 2010, la que lo convocó a los 33 años. "Fue un gran momento en mi carrera y creo que aporté toda mi experiencia. Fue muy bonito hacer parte del equipo nacional, sentí esa comunión de la Selección con los hinchas que es algo que emociona y no olvidaré", recuerda Julio, quien atajó ocho partidos de aquella eliminatoria.

Los técnicos en sus carreras deportivas

Para Léider Preciado hubo un antes y un después de Fernando 'Pecoso' Castro. "Él supo aprovechar bien mi juego, para mí el 'Pecoso' fue el mejor que tuve en mi carrera. Trabajaba de manera incansable, me decía muchas cosas y entendía mis problemas", dice Preciado que consideró a Castro como un papá. "'Pecoso' era un hombre que me supo entender y a él le estoy muy agradecido", agrega Calimenio con los ojos iluminados cuando hablar del estratega manizalita se trata.

En cambio Agustín Julio decidió agradecerle a todos los estrategas que tuvo al frente. "Mis respetos para el 'Pecoso' Castro, Jorge Luis Bernal, Dragan Miranovic, Pablo Centrote, Jorge Luis Pinto...a todos les agradezco porque a todos les aprendí. Fueron muy importantes en mi carrera".

Anécdotas como futbolistas

"Ese gol que anoté con Quindío, cuando me quité la camiseta, en Medellín fue de lo mejor (risas)...me criticaba un periodista por mi gordura, así y todo anoté...mostré los gordos, me vio todo el país con un gol bien bonito", cuenta Preciado...

"Los goles que le hacía a Burguez (Millonarios) era lo mejor...siempre se la metía, era algo muy especial"...

"El día del título de la Copa Colombia fue una noche muy especial. Ver el estadio completo de gente fue fantástico e inolvidable. Recuerdo que había analizado a los que pateaban penaltis de Pasto y tuve la suerte de detenerle el remate a Germán Centurión", cuenta Julio.

Deudas pendientes

Ni Léider Preciado ni Agustín Julio lograron ser campeones con Santa Fe. Y eso, para los dos exjugadores, fue lo que les quedó pendiente por obtener.

"Nos es ningún secreto que para los dos la deuda es no haber quedado campeón de la Liga con Santa Fe. Lo intentamos varias veces, estuvimos muy cerca, pero no se dio. Esas son cosas que tiene el fútbol y no hay nada que hacer contra ello", cuenta Agustín Julio, quien toca el tema con tristeza y aprieta las manos como cuando uno quiere agarrar algo, pero no tiene nada.

"El fútbol es así. Recuerdo que en la final de 2005 estuvimos muy cerca, pero no se logró. El equipo estaba mentalizado, unido para ser campeón, pero no se pudo. Creo que estuve en otros muy buenos equipos, pero nos faltó algo de suerte para poder ser campeones", dice Léider Preciado.

¿Cómo quieren que lo recuerden los hinchas?

"Yo quiero que me recuerden como un jugador que se entregó al cien por ciento. Como una buena persona que sintió los colores rojos": Agustín Julio.

"Como una persona que se entregó al máximo, que siempre quiso dar lo mejor. Al que siempre fue una prioridad salir campeón con Santa Fe. Que me recuerden como una persona humilde, tranquila, trabajadora y con ganas de superarse día a día con el equipo 'cardenal'": Léider Preciado.

Objetivos en su nuevo trabajo

"Mi objetivo es fortalecer las divisiones menores de Santa Fe. Para eso estamos trabajando, sabemos que esa es una fuente importante de jugadores y en eso queremos fortalecernos": Agustín Julio.

"Mi objetivo es aprender día a día y enseñar. Creo que tengo muchas cosas para enseñarle a los niños que dirijo, pero creo que cada cosa lleva su tiempo. Quiero ir escalando poco a poco para poder llegar a donde queremos todos: dirigir a Santa Fe".

Amigos que les dejó el fútbol

"Tuve varios, pero el Jhon Reynold fue el más cercano ya que con él llegué de Cartagena para jugar. Luego, con el tiempo, me fui familiarizando con varios compañeros que tuve en los distintos equipos que estuve": Agustín Julio.

"Compañeros fueron muchos, decir uno es dejar a los otros por fuera. En Santa Fe tuve varios compañeros 'rolos' muy cercanos como Francisco Delgado, 'Pacho' Nájera y Jairo Suárez. Mi compañero de la vida es Arturo Arizala, con el que me vine a Bogotá y con el que todavía comparto muchas cosas. También Agustín Julio, Gustavo del Toro, 'Pepe' Portocarrero, Aldo Leao, 'Guigo' Mafla, 'Moro' Murillo...todos veníamos con el mismo propósito de salir adelante": Léider Preciado.


Agustín Julio y Léider Preciado volverán a saltar al campo de juego de El Campín para recibir ese amor eterno de una hinchada que los tiene como ídolos. Aquel 3 de noviembre de 2011 quedará en el recuerdo, la derrota 1-2 frente a Once Caldas, como el último juego oficial para dos de los jugadores más queridos en la década anterior en la escuadra 'cardenal'. Ahora, llegó el momento para despedirlos, para levantar el brazo y festejar un día especial. Porque Agustín Julio y Léider Preciado son ídolos de arco a arco.


Fichas técnicas

Léider Calimenio Preciado Guerrero



Lugar y fecha de nacimiento: Tumaco, 26 de febrero de 1977
Debut como profesional: 12 de mayo de 1996 (Santa Fe 1, Cortuluá 1)
Trayectoria: Santa Fe, El Cóndor, Cúcuta (en la B), Racing de Santander, Toledo, Once Caldas, Cali, Deportivo Quito, Bucaramanga (en la B) y Quindío.

Partidos jugados: 329
Goles: 166
Partidos jugados con Santa Fe: 218
Goles: 110

Agustín Julio Castro

Lugar y fecha de nacimiento: Cartagena, 25 de octubre de 1974
Debut como profesional: 20 de agosto de 1995 (Santa Fe 1, Envigado 1)
Trayectoria: El Cóndor, Santa Fe, Junior, Once Caldas, Medellín, Tolima.
Partidos jugados: 551
Partidos jugados con Santa Fe: 342



Leonardo Duque Soto
Periodista Futbolred.com
leoduq@eltiempo.com
En Twitter: @leoduq

COMENTAR
GUARDAR