Wigan goleó 4-0 al Newcastle y se acercó a la salvación en la Premier
Apuestas Futbolred
Archivo

Wigan goleó 4-0 al Newcastle y se acercó a la salvación en la Premier

El equipo de Roberto Martínez completó 37 puntos y se ubica 16 en la tabla.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
28 de abril 2012 , 07:49 a. m.

Newcastle cayó este sábado en el campo del Wigan por un contundente 4-0 y se complica sus opciones de estar en la próxima Liga de Campeones.

El equipo del español Roberto Martínez, que en el mes de abril ha derrotado, además de las 'urracas', al Arsenal (1-2) y al Manchester United (1-0), se acerca a la salvación con los tres puntos que logró esta tarde en el DW Stadium para situarse en el puesto 16 de la Premier con 37 puntos, un lugar cómodo tras haberse mantenido largo tiempo en los lugares de descenso.

Los de Alan Pardew saltaban esta tarde al césped con el deber de firmar un buen resultado para no perder opciones de estar en la máxima competición europea la temporada que viene, si bien la presión pudo con un cuadro que esta temporada ha alternado los resultados prometedores con rachas de juego gris.

La clasificación del Chelsea para la final de la Liga de Campeones pone en peligro el billete para Europa del cuarto clasificado en la Premier, en este caso el Newcastle, que vería cómo los 'blues' se quedan con la cuarta plaza reservada para los equipos ingleses si se imponen en la final de Múnich.

Además, Tottenham, tres puntos por detrás del Newcastle y que este domingo se enfrenta al Blackburn en casa, amenaza con arrebatarles la cuarta posición a los de Pardew.

Esta tarde, los visitantes quedaron aturdidos a los pocos minutos por la ambición y la inspiración de los de Roberto Martínez: al cuarto de hora de juego, el ingles Victor Moses ya había hecho subir los dos primeros tantos al marcador.

En una jugada personal, el escocés Shaun Maloney cruzó un balón que dejó tendido en el suelo al guardameta holandés Tim Krul y que terminó de aturdir a los visitantes.

En estado de gracia, el Wigan finiquitó el encuentro poco antes del descanso por medio de un potente disparo desde fuera del área del argentino Franco Di Santo que significó el cuarto de la tarde.

Tras un primer tiempo aciago para los de Pardew, el técnico inglés adelantó sus líneas y tomó mayores riesgos en defensa para tratar de dar la vuelta a un encuentro que parecía imposible de remontar.

A pesar de que el Newcastle había llegado en diversas ocasiones al área rival, encontraba dificultades para intranquilizar al guardameta del Wigan, el omaní Ali Al Habsi, que veía cómo los visitantes solo habían disparado en una ocasión entre los tres palos en los primeros sesenta minutos del choque.

Si bien los de Pardew se volcaron al ataque en el segundo tiempo, el Wigan no tenía intención de relajar su defensa y prefirió apostar por mantener el resultado antes que por ampliar la goleada.

Rendidos en los último minutos, los jugadores del Newcastle aguantaron en el último tramo del choque cómo las gradas del DW Stadium se dedicaban a celebrar una victoria que sirve de bálsamo en una temporada convulsa para el Wigan.

EFE

COMENTAR
GUARDAR