"Del distrito no se recibió casi ninguna ayuda": gerente de Academia
Archivo

"Del distrito no se recibió casi ninguna ayuda": gerente de Academia

Francisco Serrano, exjugador, analiza la crisis de los equipos bogotanos de la 'B'.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
29 de marzo 2012 , 06:01 a.m.

No son buenos tiempos para el fútbol profesional de Bogotá, ya que sus dos clubes más representativos en la categoría del ascenso van a dejar de existir.

Academia FC vendió su ficha a un grupo de empresarios encabezados por Jorge Leyva, y desde el próximo semestre el equipo que contará con el patrocinio de Pacific Rubiales se llamará Llaneros y jugará a partir del siguiente torneo en Villavicencio.

Los directivos de Bogotá FC no vendieron la ficha, pero si se mudarán con su equipo a Montería, porque los dirigentes de la región le ofrecieron un gran respaldo económico al club, apoyo que no recibió en su ciudad.

Pero las noticias malas no paran ahí, Soacha, una plaza representativa en la B, ya que Equidad logró su ascenso jugando allá, también se quedaría sin fútbol, debido a que Expreso Rojo atraviesa por una situación económica bastante difícil, lo que haría casi imposible que el equipo siga participando en la categoría en un futuro cercano.

Francisco Serrano, ex jugador de Santa Fe y Academia, y que en este momento se desempeña como gerente del club 'mandarina' habló con FUTBOLRED.COM sobre el porqué Bogotá, se convirtió en una ciudad vedada para el fútbol de la B.

Futbolred: El Alcalde Mayor, Gustavo Petro, dejó en claro en su cuenta de Twitter que no conoce a los equipos profesionales de la ciudad que participan en la B, ¿ya es tarde para presentarle un proyecto que sea beneficioso para el Distrito y para los clubes en aras que Academia y Bogotá no abandonen la capital del país?

Francisco Serrano: "En nuestro caso ya la venta es definitiva, se dio la aprobación en la asamblea y por parte de la Dimayor, y solo falta perfeccionar la operación económicamente. La negociación ya se adelantó desde hace algún tiempo, y ya no sería correcto tampoco hacer un cambio de nuestra parte".

Futbolred: ¿Por qué los dos equipos bogotanos de la B se tuvieron que ir de la ciudad?

FS: "Hay dificultades económicas que son para todos los equipos, pero en el caso de nosotros iba a haber dificultades con nuestros principales patrocinadores para continuar con el apoyo, y realmente, del Distrito durante muchos años no se recibió casi ninguna ayuda, entonces eso hacía la situación difícil, y se unió también a una buena propuesta, hay que reconocer que la propuesta de Llaneros fue importante y eso hizo que fuera más atractivo y que se pudiera aceptar".

Futbolred: Bogotá no cobraba la entrada a los partidos, Academia sí, pero en ningún caso se pudo hacer una afición significativa, ¿por qué es difícil crear una nueva hinchada en la ciudad?

FS: "La situación en Bogotá es difícil, pienso que para crear hinchada se necesita una inversión grande, y no teníamos la posibilidad de hacerla. Para eso se necesita tiempo e inversiones muy fuertes en comunicaciones y en mercadeo, y no contábamos con esas posibilidades. Además es una ciudad con dos equipos de mucha historia, que obviamente absorben mucho la hinchada y la identificación con la ciudad, y si uno tiene en cuenta que Nacional y América tienen mucho arraigo, lo hace más difícil".

Futbolred: De Academia han salido jugadores como Ricardo Laborde, que está en el fútbol de Chipre, Carlos Carbonero en Argentina, Daniel Bocanegra en el Huila, y ahora Oswal Álvarez que va para el Anderlecht de Bélgica, entre otros. En Bogotá, Wilder Guisao pasó al Nacional, Andrés Mosquera al América, Diego Chica al Boyacá Chicó, y Wilberto Cosme juga ahora en Millonarios, ¿con la venta de jugadores las instituciones no logran ser autosostenibles?

FS: "Depende de las ventas, pero es algo incierto, nunca sabe uno si los jugadores de esa calidad como para ser vendidos van a aparecer. Academia necesitó seis años para vender a Carlos Carbonero, son seis años en los que hay que sostener al equipo y nunca se sabe si más adelante van a salir otros jugadores de esa calidad, entonces hace que sea un tema que sí se puede dar, pero el equipo no puede confiar su estabilidad económica, y después comenzar a quedar mal a sus trabajadores y acreedores".

Futbolred: ¿Cuál es el legado que deja Academia al fútbol profesional colombiano?

FS: "Fue un equipo que intentó hacer las cosas de una manera diferente, siempre nos caracterizamos por ser muy correctos, muy serios, especiales en el trato, creo que eso identificó mucho a Academia, tenemos una muy buena imagen a nivel nacional y a nivel Bogota. Futbolísticamente se hicieron buenas campañas, han salido algunos jugadores que estoy seguro van a ser importantes en el futuro del fútbol colombiano, y pienso que en ese sentido lo de Academia ha sido bonito, tenemos una identidad marcada, tenemos buena imagen, nadie puede hablar mal de Academia".

Futbolred: Academia hizo buenas campañas, ¿qué le faltó para ascender?

FS: "En 2007 falto una pizca de suerte, tuvimos mala fortuna con la lesión de los delanteros, que estaban bien en ese momento, Ricardo Laborde y Óscar Guerrero, que estoy seguro que si los hubiéramos tenido en las finales hubiera sido diferente el tema. En los otros años las dificultades económicas hace que no se pudiera conformar la nómina tan fuerte como uno quisiera, y eso le resta posibilidades al equipo para pelear más decididamente los campeonatos".

A pesar de todo, parece que Bogotá seguiría con un equipo en la categoría del ascenso, debido a que Fortaleza, que por el momento juega en Zipaquirá, solicitaría el permiso para comenzar a jugar en la capital del país, solo hay que esperar que esta vez se genere el respaldo que requiere un esfuerzo tan significativo como lo es tener un equipo profesional en la B de nuestro fútbol, para luego no tener que lamentar su partida, como con Academia y Bogotá.

Arcadio Guzmán
Especial para Futbolred.com

 

COMENTAR
GUARDAR