Secretario de la Fifa afirmó que sus palabras fueron mal interpretadas
Archivo

Secretario de la Fifa afirmó que sus palabras fueron mal interpretadas

Jerome Valcke dijo que Brasil pide "una patada en el trasero" para acelerar las obras del Mundial.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
05 de marzo 2012 , 04:11 p.m.

El secretario general de la Fifa se excusó con el ministro de Deportes de Brasil, Aldo Rebelo, y afirmó que sus supuestas declaraciones en las que criticaba con palabras de grueso calibre los atrasos para el Mundial de 2014 fueron mal interpretadas, informaron fuentes oficiales.

En una carta dirigida a Rebelo y publicada en el sitio oficial del Mundial dispuesto por el Gobierno brasileño, Valcke lamentó "profundamente" que la "interpretación incorrecta" de sus palabras hubiera "causado tanta preocupación".

El viernes, Valcke criticó en Londres los atrasos de los trabajos de infraestructura para el Mundial y uno de sus apartes del discurso en francés fue traducido al portugués como que Brasil necesita "una patada en el trasero" para acelerar las obras, situación que provocó una reacción fuerte por parte del Gobierno.

"Infelizmente esa expresión fue traducida para el portugués usando palabras mucho más fuertes", justificó el secretario, quien reiteró que "Brasil es y siempre será la única opción para ser sede de la Copa del Mundo de la Fifa 2014", a pesar de admitir que existe una "preocupación" por los atrasos.

"Hay ciertamente un aire de preocupación en la Fifa y siendo yo, en última persona responsable por este Mundial estoy bajo presión, pues el Mundial es la llave de todo nuestro sistema, pero estoy confiado que no existe ningún problema que no pueda ser superado con el esfuerzo de la Fifa y del Gobierno brasileño", apuntó.

El pedido de disculpas coincidió con una misiva oficial presentada por Rebelo a la Fifa en la que insta a la entidad para que Valcke sea relevado de su función como interlocutor de la entidad con el Gobierno brasileño, decisión que fue anunciada por el ministro el último sábado. Rebelo anticipó el sábado en una rueda de prensa que el Gobierno de la presidenta Dilma Rousseff no "acepta más como interlocutor" al secretario general de la Fifa.

"Son expresiones impropias para tratar de las relaciones entre esa entidad y un país" y "dadas las palabras usadas", que calificó de "ofensivas" e "inaceptables", dijo Rebelo.

En la carta, dirigida al presidente de la Fifa, Jospeh Blatter, reiteró que el Gobierno recibió "con espanto las inapropiadas declaraciones" de Valcke y alteraron la "convivencia armónica" entre el país y la entidad.

"Ante esa realidad, el Gobierno brasileño no puede aceptar más, en su trato con la Fifa, al señor Jerome Valcke como interlocutor durante la preparación de este Mundial, pues estamos empeñados y confiados en la construcción de una gran Copa", puntualizó Rebelo. Después de las supuestas declaraciones de Valcke, varias autoridades brasileñas se pronunciaron al respecto.

El asesor de Asuntos Exteriores de la Presidencia, Marco Aurelio García, calificó hoy en Alemania de "canalla" a Valcke, momentos antes de participar en la ceremonia inaugural de la feria de la informática CeBIT, que abrieron en Hannover la Presidenta de Brasil y la canciller alemana Angela Merkel.

El presidente del Senado brasileño, José Sarney, y una comisión especial de la Cámara Baja que discute la ley que regirá lo relativo al Mundial de fútbol, en tanto, repudiaron las críticas y consideraron que la actitud de Valcke fue una "intromisión grosera e inaceptable".

El diputado y exfutbolista Romario, a su vez, tildó en su página de la red social Twitter de "maleducado" al secretario de la Fifa, pero considero que él "tiene ciento por ciento de razón cuando dice que Brasil está atrasado".

Con información de EFE

COMENTAR
GUARDAR