Robinho brilla en el Milan y acepta su rol secundario en el equipo
Archivo

Robinho brilla en el Milan y acepta su rol secundario en el equipo

El delantero brasileño es una de las figuras del conjunto 'rossonero'.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
16 de febrero 2012 , 06:02 a.m.

Robinho, ampliamente considerado un fracaso cuando se fue del Manchester City hace 18 meses, resucitó su carrera con éxito en el Milan del fútbol italiano, donde parece feliz de aceptar un rol secundario. 

Robinho, cuyos dos goles contribuyeron para que el Milan aplastara el miércoles 4-0 en casa al Arsenal inglés en la ida de los octavos de final de la Liga de Campeones, finalmente no terminó entre los desechos, algo que muchos pensaban cuando se alejó del City y regresó a Brasil para jugar a préstamo en el Santos. 

Para comprobar lo que podría haber pasado, Robinho puede ver el caso de su compatriota Adriano, alguna vez llamado el 'Emperador', cuya carrera se fue en caída libre desde el Mundial del 2006 y ahora es apenas un jugador más en el Corinthians. 

"Estoy contento por Robinho", dijo su compañero de ataque en el AC Milan, el sueco Zlatan Ibrahimovic, quien asistió al brasileño en sus dos goles, uno en cada tiempo. 

"Lo importante es que continúe jugando y marcando goles. Ahora el entrenador tiene más opciones en la cancha. Cuando se tienen algunos resultados negativos, uno tiene que sacar el enojo indicado para hacer las cosas mejor", agregó. 

Ibrahimovic es sin dudas el hombre clave en el Milan, mientras que Robinho, de 28 años y con la experiencia de dos Mundiales, se ha encontrado compitiendo con su compatriota Alexandre Pato por el derecho a acompañar al talentoso sueco en la ofensiva. 

En el pasado, esa situación podría haber generado resquemores, pero el técnico Massimiliano Allegri parece haber convencido a Robinho de aceptar su rol.  Este es un gran cambio para un jugador que fue comparado con Pelé cuando saltó a escena en el Santos con apenas 18 años. 

Robinho convirtió 14 goles en la Serie A la temporada pasada, su primera en el club 'rossonero', pero su semestre no fue el mejor ya que a pesar de que su equipo ganó el 'scudetto' él falló varias ocasiones claras. 

Pese a ello, Allegri lo respaldó y lo elogió por crear oportunidades de gol para sus compañeros.  No obstante, aún existe la sensación de que Robinho nunca cumplió las enormes expectativas depositadas sobre él. 

La etiqueta de 'nuevo Pelé' nunca podría ser fácil de llevar, pero parecía inevitable para un Robinho que surgió del mismo club que su ídolo, quien también se encargó de predecir grandes cosas sobre su compatriota.  Sus problemas comenzaron cuando dejó el Santos en circunstancias complicadas para unirse al Real Madrid en el 2005.

En España nunca fue la figura excluyente y tuvo que luchar por un puesto.  Aunque anotó una buena cantidad de goles, también sufrió varias lesiones y estuvo relegado bajo la dirección técnica del italiano Fabio Capello. 

El delantero se fue del Madrid después de tres temporadas y habiendo hecho público su deseo de ir al Chelsea, pero en lugar de ello arribó al Manchester City en una de las transferencias más caras del fútbol inglés.  Una vez más marcó varios goles, pero su compromiso fue cuestionado a menudo y nunca llegó a encajar en el club. 

En el Milan, Robinho finalmente parece haber encontrado un lugar al que puede llamar hogar.

Reuters

COMENTAR
GUARDAR