"Mi mejor versión todavía está por llegar": 'Hulk'
Apuestas Futbolred
Archivo

"Mi mejor versión todavía está por llegar": 'Hulk'

El brasileño del Oporto manifestó que espera ser parte de las filas de la Selección de su país.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
20 de enero 2012 , 04:32 a. m.

Considerado la mayor estrella del fútbol portugués y pretendido por varios "grandes" europeos, el brasileño 'Hulk' se mostró centrado en volver a hacer al Oporto campeón este año y aseguró que su mejor versión todavía está por llegar.

En una entrevista concedida a Efe, el delantero dejó una puerta abierta a su marcha en un futuro próximo, se marcó como prioridad consolidar su presencia en la selección y se declaró abiertamente admirador del juego del Barça y de su número 10, el argentino Lionel Messi.

"Con el tiempo voy madurando, y sí, seguro que de aquí en adelante las cosas van a ir incluso mejor que en años anteriores", afirmó el jugador "franquicia" de los "dragones", con los que lleva ya 60 goles desde su llegada al equipo, en 2008.

Nacido hace 25 años en una favela de Campina Grande, en el estado de Paraíba, Givanildo Vieira da Souza presenta una trayectoria poco convencional que le llevó a emigrar muy joven a Portugal, regresar a su país natal y viajar de allí hasta Japón, donde despuntó y fue fichado por el Oporto. Su apodo de 'Hulk' le viene de niño, cuando imitaba insistentemente al personaje de cómic creado por la factoría Marvel, y con quien guarda semejanzas físicas.

"El Increíble", como también se le conoce, comparte con el súper héroe la fuerza (pesa 85 kilos y mide 1,80), a la que el futbolista, zurdo cerrado, suma velocidad y un potente disparo de lejos que le convierte en uno de los mejores lanzadores de falta del mundo.

Su infancia la evoca con cariño y orgullo. "Como todo niño que sale de un barrio de clase baja, pasé por dificultades. Fui criado en una familia pobre, pero honesta", remarcó el jugador, cuyas arraigadas creencias religiosas se hicieron de notar durante la entrevista -dio las gracias a Dios por su ayuda al menos en una decena e ocasiones-.

"Hoy estoy feliz y cuando miro para atrás y vi lo que pasé, me veo como un vencedor", admitió. En plena adolescencia, abandonó Brasil para probar en el Vilanovense, un pequeño club de Portugal. No convenció y regresó a su país, al Esporte Clube Vitória.

En una operación poco común, Hulk volvió a dejar su tierra y se marchó a Japón con apenas 18 años. Allí jugó en tres equipos y acabó deslumbrando en el Tokyo Verdy, de la Segunda División nipona, donde fue 'pichichi'.

Fue entonces cuando el Oporto decidió contratarle, con 22 años, a cambio de 5,5 millones de euros -por sólo la mitad de su pase-, una cifra astronómica y que fue considerada entonces por muchos en Portugal poco menos que una temeridad.

Su rendimiento en el campo, sin embargo, parece haber compensado esta inversión. Su pase batió records en Portugal al costar finalmente 19 millones de euros por el 100 % de sus derechos y cuenta con una cláusula de rescisión de 100 millones de euros.

Hulk fue uno de los principales artífices del éxito de los "dragones" el pasado año, cuando formó con el colombiano Falcao una pareja letal que llevó a su equipo a conseguir cuatro de los cinco títulos en juego, entre ellos la Liga y la Liga de Europa.

Para el delantero, actualmente baja por una lesión muscular que le mantendrá fuera "unas dos semanas", la salida de Falcao no justifica el menor rendimiento durante este curso, en el que el Oporto ha sido eliminado de la Liga de Campeones y la Copa de Portugal y se encuentra segundo en Liga a dos puntos del Benfica.

"Algunos partidos no fueron bien, no por culpa de ningún jugador en concreto, nadie estuvo bien. Yo no di lo mejor de mí en algunos partidos y también tuvimos un poco de mala suerte, parecía que la pelota no quería entrar", detalló.

Papel crucial en su carrera jugó su primer entrenador en el Oporto, el luso Jesualdo Ferreira, que se encargó de pulir su estilo. "Él hablaba todos los días conmigo, apostó fuerte por mí y me enseñó muchas de las cosas que sé hoy", afirmó.

Con su compatriota Ronaldo "el fenómeno" como principal referente, Hulk destacó entre los futbolistas en activo al argentino Messi. "Un jugador al que admiro mucho hoy, tanto dentro como fuera del campo, es Messi, porque a pesar de ser el mejor futbolista del mundo no entra en polémicas y es un crack que merece ser respetado", alabó.

Interrogado sobre qué tipo de fútbol prefiere, el brasileño señaló sin ambages al Barcelona, del que hace pocos días se rumoreó que podría estar interesado en su fichaje. "Creo que si preguntas a todos los jugadores a los que les gusta el fútbol, contestarían que el Barça. Está jugando el mejor fútbol", subrayó.

El punta, que tiene como una de sus principales metas hacerse un hueco en la selección y participar en el Mundial de 2014 -que se disputa en Brasil- reconoció su decepción por no ir convocado a la última edición de la Copa América, aunque prometió "levantar cabeza".

"No digo que me molestara, porque para un entrenador es muy difícil hacer una convocatoria para una selección, especialmente la brasileña, pero muchos pedían mi presencia en el equipo y por desgracia no fui", apuntó.

Preguntado por cómo y dónde se ve la próxima temporada, Hulk no despejó las dudas: "Me veo siempre dando lo mejor de mí y ganando títulos, independientemente de donde esté".

EFE

COMENTAR
GUARDAR