Carta al niño Dios de la editora de deportes del diario ADN Colombia
Archivo

Carta al niño Dios de la editora de deportes del diario ADN Colombia

Este es uno de los deseos destacados: ¡Quiero que alguien pague por el descenso del América de Cali!

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
20 de diciembre 2011 , 06:18 p. m.

Tenía reservada esta carta para la beca de mi hijo en Harvard o mi casa en la playa, pero los últimos acontecimientos me obligan a cambiar el texto para decirte: ¡quiero que alguien pague por el descenso del América de Cali!

Yo sé que ir a la B era cuestión de tiempo. Las señales en lo administrativo y en lo deportivo anticipaban que a todos esos aprendices de directivos les iba a quedar grande la administración de uno de los más GRANDES del fútbol colombiano. 

Y la evidencia no admite discusión. ¿Perlas? Hay por montones. En un arranque de populismo -uno más-, la Alcaldía de Cali se inventó un Nuevo América que no sólo fue incapaz de sacar al rojo de la quiebra sino que terminó repitiendo los vicios que decía combatir: atrasos salariales, absoluta incapacidad para conseguir patrocinadores y nuevas fuentes de financiación y nula capacidad para transformar al América en la sociedad anónima que debe ser porque la Ley del Deporte así lo establece. Tan irrelevante fue ese remedo de nuevo equipo que terminamos de nuevo en manos de aquellos que nos condenaron.

Incapaces en lo administrativo, los nuevos y los viejos directivos mostraron su total falta de manejo en lo deportivo cuando nombraron como técnico a Wilson Piedrahita, cuyo único mérito previo era su acento español -que a muchos descrestó en Cali- y cuya única verdad posterior es que le quedó grande la meta básica de mantener la categoría. 'En buenahora' se fue del club.

No, yo no culpo a los jugadores. ¿Acaso alguien esperaba que el 'sub-40' del América hiciera milagros y cambiara una historia podrida desde 2008, cuando Diego Umaña nos hizo campeones por última vez? Yo soy optimista, pero no ingenua.

Espero, Niño Dios, que no tengas duda de la coherencia de mi demanda. Y si no tienes claro el camino para hacer realidad mi regalo de navidad, te doy algunas ideas:

- Llévate lejos, lo más lejos posible, al fantasma del 'innombrable' en Cali, a todos sus 'empleados' y a su descendencia de la sede de Cascajal. Si la Cruz se la tienen que cargar hasta en Godoy, problema de ellos. Después no digan que no se les advirtió. Aquí se necesitan directivos decentes y conocedores del negocio del fútbol, ojalá sin nexos raros, para no pasar más de un año padeciendo en la segunda división. Sé que es pedir mucho, pero si no lo pido en navidad, ¿entonces cuándo?

Cierra todos los bares en el Valle del Cauca para que ni Jersson, ni Bustos, ni ningún Holguín puedan dedicarse a celebrar lo que no han ganado antes de los partidos y a darles mal ejemplo a los más jóvenes del club.

- Consíguete una pócima de eterna juventud para Jairo Castillo y mantenlo lejos de las distracciones para que ponga en la B la misma dedicación que puso mientras el equipo estuvo en la A. Eso sí, enséñale a cobrar penaltis...

- Si no puedes traer de regreso a Umaña, haz que el corazón de los históricos del América se conmueva y alguno capaz venga a dirigir gratis -hablan de Gareca, ¡qué más quisiéramos!. Si se demoraban en pagar hasta nueve meses en la A, ¿a quién le dará siquiera pena no pagar en la B?

- Rescata a las divisiones inferiores, que siempre fueron un gran activo del club -que lo diga el portero de Patriotas, Carlos Chávez, y a todos aquellos que tengan fútbol y sacrificio ponlos a jugar, aunque sea en la B. Guarda sus derechos deportivos hasta que exista una dirigencia honrada. Ojalá no envejezcan esperando el milagro...

Como ya sé que la famosa demanda no va para 'ningún Pereira', te dejo mis sinceras peticiones para que mi Navidad sea, al menos, tolerable y el 2012 se me pase rápido.

Con pesar pero con esperanza...

PD: No te olvides de mandarnos un mail con buenas excusas para defendernos de los chistecitos de los hinchas del Cali, Millonarios, Santa Fe, etc... Decir que nos aburrimos de ganar en la A y fuimos por nuevos retos; que nuestros hinchas en todos los rincones del país también merecen ver al equipo y por eso organizamos una caravana que durará todo el 2012 o que vamos por la única estrella que no tiene ninguno de los equipos 'grandes' de la A, ya no funciona... Después de todo, mientras tu lees cartas, somos nosotros lo que tenemos que poner la otra mejilla...

Jenny Gámez A.
Editora de deportes Diario ADN Colombia

COMENTAR
GUARDAR