Los jugadores del ascenso con un futuro de primera
Archivo

Los jugadores del ascenso con un futuro de primera

El equipo ideal de la B con jugadores de menos de 23 años.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
10 de diciembre 2011 , 07:30 a. m.

Después de terminado el Torneo Postobón II y que Pasto de forma justa haya logrado su tiquete a la máxima categoría de nuestro fútbol, hay que comenzar a hacer balances de lo que dejó la categoría, y como al final del año los equipos comienzan a ver posibles refuerzos, les presentamos el equipo ideal de la B con jugadores de menos de 23 años, futbolistas que se destacaron jornada a jornada y que tienen un futuro bastante prometedor.

César Giraldo en el arco, su liderazgo lo convirtió en el capitán del Expreso Rojo, su seriedad, sus reflejos y buenas condiciones, lo hicieron uno de los pilares de la buena campaña de la escuadra de Soacha, con 22 años, el arquero comandó la segunda mejor defensa del torneo, sólo superada por la de Pasto, el gran campeón.

Laterales con juventud y proyección, Johan Mojica de 19 años fue el lateral izquierdo de Academia y Cristian Peña también con 19 años fue el lateral derecho de Centauros. Ambos jugadores se convirtieron en una pieza clave en sus equipos,

Mojica a pesar de su juventud fue muy aplicado en defensa y un asistente de lujo para que los delanteros de los capitalinos pudieran convertir anotaciones importantes. Peña, en cada fecha se fue consolidando en la zaga defensiva payanesa, convirtiéndose en uno de los baluartes del subcampeonato del equipo "patojo", no hay que olvidar que fue el autor del gol que le dio el triunfo a Centauros en la semifinal ante Rionegro.

Centrales con liderazgo y altura, Alan Mosquera tiene 21 años y fue otro de los pilares importantes en la campaña de Expreso Rojo, equipo que se destacó por su solidez defensiva y su orden táctico. Aunque es joven ya tiene una buena experiencia dentro de la categoría, el ex Juventud gracias a su altura es importante en el juego aéreo, lo que lo hace impasable en defensa y autor de goles importantes cuando se proyecta al ataque.

Yoiver González se convirtió en uno de los jugadores más regulares de Fortaleza, a sus 22 años el jugador que hizo las divisiones  inferiores en Millonarios, se ve bastante maduro y sólido en la zaga defensiva del equipo de Zipaquirá, que a pesar de cumplir una buena campaña en su debut en la B, se quedó en los dos campeonatos del año a muy poco de lograr la clasificación a los playoffs.

Volantes de marca que saben jugar, Éder Ruales de 21 años, se convirtió en uno de los jugadores claves de la escuadra campeona, aunque no era titular debido a que tenía delante de él a hombres de experiencia como Carlos Giraldo y René Rosero, siempre que tuvo que ingresar fue importante en la media cancha del elenco pastuso, debido a que se convertía en el socio ideal para tocar por el sector derecho del terreno de juego.

Robinson Hernández, a sus 20 años conquistó la titular del Bogotá FC gracias a su entrega en cada partido y a su buena técnica, lo que le permitía ser uno de los primeros armadores del equipo cada vez que recuperaba el balón.

Creación y talento en el medio, John Stiwar García se convirtió en una de la piezas claves del fútbol ofensivo del Real Santander, el jugador de 21 años debido a sus condiciones, era el socio ideal de Ferney Ríos, Aníbal Mosquera, Edinson Villalba y Sergio Romero, quienes conformaban el temido ataque del equipo albo.

A sus 19 años, Juan Sebastián Villota fue el creador del equipo campeón, su gambeta, su buena pegada, su fina técnica y su fútbol asociado lo llevaron a ser el eje principal de la escuadra dirigida por José Flavio Torres y uno de los artífices del ascenso a la primera división de los del sur del país.

Ataque con gambeta y demoledor, Wilder Guisao marcó 12 goles en el año, a sus 20 años fue el jugador más desequilibrante del Bogotá FC, gracias a su fuerza, su atrevimiento a la hora de atacar, su remate de media distancia y su buena definición.

El goleador del Torneo Postobón II en su fase regular fue Omar Fernández Frasica, el nacido en Zipaquirá a sus 18 años fue una de las grandes revelaciones del campeonato, su rapidez, su gambeta y el no temer encarar a sus rivales en el uno contra uno, lo convirtieron en un dolor de cabeza para todas las defensas.¿

Un banco de suplentes interminable, porque fueron muchos los jóvenes que se destacaron en el campeonato, Alejandro Niño de Academia y Andrés Mosquera Marmolejo de Bogotá fueron otros arqueros que fueron importantes en sus equipos, Dídimo Aponza en Alianza Petrolera, José Tapia de Uniautónoma y Jáder Romaña en Bogotá, Hamerley Medina y Jherson Vergara de Centauros lograron buenas campañas en las defensas de sus escuadras.

Jonathan Segura y Andrés Felipe Rodríguez de Academia, Brayan Urueña, Jairo Roy Castillo y Duván Mejía de Centauros, Carlos Peralta de Rionegro, Estivenson Santana y Gerson Ruiz de Alianza Petrolera, Osnéider Álvarez y Michael Barrios de Uniautónoma, Jair Palacios y Juan Solano de Bogotá, Eduardo Labarrera de Barranquilla, Jorge Rodelo del Unión Magdalena y Camilo Másmela del Expreso Rojo, fueron piezas fundamentales en la zona de volantes de sus clubes.

Michael Balanta de Centauros, Oswal Álvarez de Academia, Jesús Orozco de Fortaleza y Andrés Mosquera de Bogotá, son jóvenes delanteros que tienen condiciones para seguir vulnerando las redes contrarias.

Estos jugadores contribuyeron a enriquecer el torneo de la B en su segundo semestre, y debido a su juventud y su talento, sin duda, seguirán dando mucho de que hablar en el fútbol profesional colombiano.

Arcadio Guzmán

COMENTAR
GUARDAR