La historia de las expulsiones de Viera y Ramírez, en Barranquilla
Archivo

La historia de las expulsiones de Viera y Ramírez, en Barranquilla

Los jugadores vieron la tarjeta roja en un conato de bronca que se presentó camino al camerino.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
09 de diciembre 2011 , 03:47 a.m.

La presencia del cancerbero emergente Carlos 'El Peto' Rodríguez en zona de traslado alertó y sorprendió a los aficionados del Junior, que de inmediato empezaron a preguntar: "¿Qué pasó con Sebastián Viera?".

El arquero titular del Junior se había quedado en las duchas al ser expulsado en un conato de bronca que se presentó camino al camerino entre los jugadores del Junior y Chicó, al final del primer tiempo.

En los hechos también vio la tarjeta roja el volante del cuadro boyacense Johnny Ramírez, señalado por testigos como el que propició todo el embrollo.

Según varias personas presentes cuando comenzó todo, Ramírez le dijo con acento paisa al técnico del Junior, José Eugenio Hernández: "Cheché, ahí tenés el circo, el circo te va a eliminar".

El volante antioqueño hacía alusión a las declaraciones emitidas por 'Cheché' Hernández antes del partido para responder al dueño del club 'Ajedrezado', Eduardo Pimentel, que pusieron en duda la honestidad deportiva del Junior mientras se resolvía en el escritorio el resultado del partido suspendido en Tunja.

Las palabras de Ramírez hicieron que Héctor Fabio Báez, gerente del Junior, le solicitara al cuarto árbitro que reportara al juez central Sebastián Restrepo lo que consideraba una provocación del jugador de Chicó.

Varios miembros de la escuadra visitante le reclamaron a Báez: "El no ha dicho nada". "Deje de presionar".

Jugadores de ambos equipos empezaron a discutir y a forcejear.
Los testigos dicen que hubo gritos y fuertes improperios, uno que otro empujón y choque de pechos, pero nada de golpes.

"Lo aclaro para que se sepa la verdad y no se digan cosas que no pasaron: en ningún momento existió jalón de pelo ni puñetazo por ambas partes. Solo existió discusión verbal", aseguró Viera a través de su cuenta en Twitter.

El guardameta charrúa también explicó a los medios que su discusión fue con Charles Monsalvo y no con Ramírez.

Alberto Gamero comenzó a retirar a sus dirigidos del desorden. La Fuerza Pública también intervino y apagó el enfrentamiento, del cual se percató la terna arbitral en su ruta al vestidor.

El colegiado de Caldas, Sebastián Restrepo, tomó la determinación de expulsar a Viera y Ramírez apoyado en lo que él mismo observó y en lo que le contó el comandante de la Policía del Atlántico, general Óscar Pérez, que apreció todo el lío de cerca y estaba molesto por la actitud de los futbolistas porque consideraba que le daban pésimo ejemplo a los hinchas e incentivaban la violencia.

También se dio un bravo cruce verbal entre Báez y el presidente del Chicó FC, Ricardo Hoyos, quien se asomó al camerino de los árbitros a reclamar sus decisiones.


Rafael Castillo Vizcaíno
Barranquilla
El Tiempo

COMENTAR
GUARDAR