En Millonarios se respira confianza para dar vuelta a la serie
Archivo

En Millonarios se respira confianza para dar vuelta a la serie

Los jugadores del club azul piensan que el gol de Lewis Ochoa frente a Envigado es clave.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
07 de diciembre 2011 , 03:13 a.m.

Millonarios saltará este jueves al estadio El Campín con una misión: ganar por diferencia de dos goles frente al cuadro 'naranja' para avanzar directamente a las semifinales de la Liga Postobón 2. De hacerlo por un tanto, el clasificado se definirá en cobros desde el punto penalti.

Los números dicen que de la mano de Richard Páez el club ha sacado buenos réditos en las llaves con partidos de ida y vuelta. Desde la llegada del timonel venezolano, el onceno azul jugó 19 compromisos de este tipo y sólo perdió seis. El resto fueron cuatro empates y nueve victorias. 

En la cabeza visible de los 'albiazules' hay una frase que resume la intención del cuadro que defenderá el invicto de 13 fechas actuando como local en El Campín. "Remontada es lo que viene. Un equipo que va perdiendo 2-1 debe estar pensando cómo hacer para remontar el resultado, faltan 90 minutos, gracias a Dios ya tenemos experiencia de cómo levantar partidos. Sabemos muy bien que hay que jugar hacía adelante, con una actitud ofensiva, con equilibrio porque el equipo rival sabe también lo que tiene que hacer en la cancha", reconoció Páez. 

Para que se dé el resultado que esperan cuerpo técnico, jugadores, directivos y la hinchada de Millonarios, hay dos situaciones fundamentales: el haber marcado en el Polideportivo Sur para recudir la ventaja de Envigado a un gol y la tranquilidad del equipo para no caer en el desespero en el juego de vuelta.

Sobre el gol de Lewis Ochoa, el timonel venezolano aceptó que respira más tranquilo desde que vio entrar la pelota en el ángulo del arco de Carlos Barahona. "Evidentemente, 2 a 0 es diferente a 2 a 1. Yo creo que más intranquilidad le dejó a Pedro Sarmiento ese gol, que la tranquilidad que me dio a mí", aseguró el timonel venezolano.

En la práctica de este martes, Futbolred tuvo contacto con tres piezas fundamentales del sistema defensivo de los 'azules' y que, de no sufrir ningún contratiempo, estarán presentes este jueves en el estadio El Campín. Todos ellos se refirieron a lo valioso del tanto conseguido el domingo anterior. 

"Fue importante ese gol de Lewis, no es lo mismo haber venido acá a jugar el partido del jueves con una diferencia de dos goles, la diferencia es sólo de uno y nosotros tenemos que hacer dos para pasar directo", confesó Pedro Franco.
 
Su compañero de zaga Járol Martínez piensa que el cuadro capitalino tiene con qué hacerle dos goles a los 'naranjas'. "Sin duda, es un gol que anímicamente fortalece al equipo y que fue importante haberlo conseguido. El 2-1 es un resultado traicionero, sabemos que podemos hacer el 2-2 y buscar el 3-2. Así que Millonarios está tranquilo y lo más importante, convencidos de lo que queremos"

Para el que custodia el arco de los 'embajadores', Nelson Ramos, fue muy importante haber reducido la distancia a una anotación. "La oportunidad que tuvo Lewis de podernos colaborar en ese gol ayudó a que no volviéramos con ese marcador 2-0, porque de pronto nos complicaría un poco. Afortunadamente, se logró tener esa mínima diferencia", sostuvo el portero.

Ahora, pensando en el compromiso de vuelta, todos, incluido el técnico, coinciden en que el partido dura 90 minutos y que la presión se debe quedar en las tribunas y no trasladarse al campo.

Richard Páez confía en que sus pupilos tengan memoria y hagan lo que ya se vio en historias anteriores en las que le dieron vuelta a una serie en juegos de ida y vuelta. 

"El equipo se tiene que acostumbrar a eso, nos tocó con Tolima, nos ha tocado en otros partidos que hemos podido remontar. El equipo no tiene que vivir eso como una angustia, sino como una realidad, eso es parte del fútbol. El jugador que pretenda estar en alto rendimiento y mucho más en equipos grandes y que se exijan así mismos resultados, no tienen por qué sobrepasarlos la angustia de la tribuna, ni de los analistas, ni de lo que esté alrededor. Internamente tiene que haber sobriedad, personalidad y experiencia para resistir", afirmó.

El juvenil defensor central sabe que no pueden caer  en el desespero que puede llegar desde las gradas por ver el resultado esperado. "Nosotros tenemos que ser conscientes de que el partido dura 90 minutos, que se debe jugar buscando el partido pero con tranquilidad, no irnos a desesperar en ningún momento", comentó Franco.

Por su parte, Járol Martínez hizo una petición especial la hinchada que asista al estadio El Campín este jueves. "Primero, el partido dura 90 minutos. Segundo, la gente nos tiene que apoyar hasta el último minuto, los partidos no se acaban hasta que el árbitro dé el pitazo final, así que hasta el final les pido a ellos que estén con nosotros, que nosotros hasta el final vamos a luchar por conseguir la victoria", dijo el lateral zurdo.

Y finalmente el encargado de sacar el cero en el arco de los locales, se muestra confiado en dar vuelta a la serie y estar en semifinales. "Estamos a 90 minutos de remontar esa mínima diferencia, sabemos que el equipo que vamos a enfrentar es muy organizado, pero tenemos 90 minutos acá en Bogotá, donde la hinchada va a acompañarnos también y nosotros tenemos que hacer un buen trabajo en la cancha", declaró Ramos.

Lo cierto es que el jueves 8 de diciembre a las 7 y 20 de la noche un equipo celebrará su continuación en competencia y el otro le dirá adiós al sueño. Y para avanzar a semifinales Richard Páez parece tener la fórmula: "Este no es un partido de palabras, es un partido de acciones".

Diego Loaiza Gómez
Periodista Futbolred.com
diegom@eltiempo.com
Bogotá
@loaizadiego
 

COMENTAR
GUARDAR