Fútbol y adicciones, unidos en frecuentes ocasiones
Archivo

Fútbol y adicciones, unidos en frecuentes ocasiones

Best, Maradona, Muller y Tony Adams, algunos de los futbolistas que cayeron en estas redes.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
06 de diciembre 2011 , 04:27 a.m.

Sócrates, el mítico futbolista brasileño que falleció este domingo a sus 57 años por complicaciones con el alcohol, es uno de los nuevos episodios protagonizados por los futbolistas, víctimas de adicciones que muchas veces terminan con un desenlace fatal.

Algunos de ellos, George Best, Diego Maradona, Paul Gascoigne, Gerd Muller o Tony Adams, o los rugbiers Marc Cécillon, que mató a su esposa bajo los efectos del alcohol, y el joven neozelandés Zac Guildford, con problemas con la bebida a sus 22 años, saben muy bien lo que es enfrentarse a estos males.

Sin duda el más recordado de todos es el caso de Maradona, ídolo en Argentina, un futbolista destacado que cayó en las drogas y que estuvo a punto de morirse en 2004, tras sufrir serios problemas cardiacos.

El campeón mundial con la Selección de Argentina en 1986, habló públicamente de su adicción y la vez éste se sometió a un proceso de desintoxicación y además a una operación de estómago, la cual le permitió perder treinta kilos.

Otras de las leyendas del fútbol que cayó en las adicciones es el mítico irlandés George Best, campeón de Europa de 1968 con el Manchester United y Balón de Oro de ese mismo año, quien fue víctima del alcohol y sus problemas lo obligaron a retirarse prematuramente del fútbol. En el 2002 tuvo que someterse a un trasplante de hígado y tres años más tarde, a los 59 años, falleció.

Otro ídolo que cayó en estas turbulentas aguas del alcohol fue el exjugador brasileño Garrincha, quien murió alcohólico y en una deplorable situación económica, acabó su carrera como un muerto viviente en un modesto club en Brasil, Olaira.

Este problema de adicciones no fue sólo en América, llegó hasta a Alemania, donde el histórico goleador Gerd Muller campeón mundial en 1974, tuvo problemas con el alcohol en los años ochentas, sin embargo, logró recuperarse gracias al apoyo de sus compañeros Frank Beckenbauer y Uli Hoeness. En la actualidad forma parte del organigrama del Bayern Múnich.

Más recientemente, los ingleses Paul Gascoigne y Tony Adams, reconocieron que están luchando contra el alcohol. El segundo quien fue capitán del Arsenal parece estar recuperado e incluso fundó una asociación encargada de prevenir que los futbolistas caigan en las adicciones.

Sin duda, la dependiencia y la adicción no esperan hasta la retirada para golpear, tal como le sucedió a Sócrates, quién admitió que bebía cuando ya era jugador de fútbol.

Redacción Futbolred.com y agencias

COMENTAR
GUARDAR