El verso del fútbol parejo (opinión)
Archivo

El verso del fútbol parejo (opinión)

Una final del torneo sin un equipo 'grande' es como Navidad sin árbol, natilla ni buñuelos.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
04 de diciembre 2011 , 04:38 p. m.

La frase según la cual "en el fútbol moderno todo se ha vuelto muy parejo y los chicos crecieron" la oigo y la leo desde que Carlos Bilardo la recitaba ante la prensa antes de salir campeón del mundo con la selección de Argentina en México-86.

De eso hace ya más de 25 años, aunque actualmente un puñado de técnicos y directivos de Colombia y del exterior la repiten a los cuatro vientos como si fuera una gran novedad.

Lo cierto es que, más allá de las proezas obtenidas en el último tiempo por algunos equipos sin historia ni tradición, la frase está convertida en una muletilla para justificar errores, tapar malas decisiones e incluso pésimas administraciones.

Si uno revisa con cuidado qué equipos han ganado más títulos en los últimos 25 años en Colombia y en el mundo, en su mayoría son los mismos de siempre: Nacional, América, Boca Juniors, Peñarol, Barcelona, Milán, Bayern Múnich, Manchester United... Y en los mundiales, ni se diga: Brasil, Italia, Alemania...

Todo esto viene a propósito de la disputa de los cuartos de final de la actual Liga del fútbol colombiano, en la que ocho equipos buscan la estrella de campeón de fin de año.

En el torneo local, en el que siempre hay emociones inesperadas y en el que abunda la frase aquella de que todo se emparejó, podríamos ver una final Envigado-Itagüí o Itagüí-Boyacá Chicó, clubes sin grandes hinchadas y sin ninguna tradición.

Pueda que se lo merezcan si así llega a pasar, pero una final sin un equipo 'grande' es como una Navidad sin árbol ni luces, sin natilla ni buñuelos, sin villancicos ni fiestas.

GABRIEL BRICEÑO F.
Editor de Futbolred.com
gabbri@eltiempo.com
@gabbritter

COMENTAR
GUARDAR