Estas fueron las claves del Deportivo Pasto campeón
Archivo

Estas fueron las claves del Deportivo Pasto campeón

Los del sur del país, sin lugar a dudas, fueron el mejor equipo del torneo.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
27 de noviembre 2011 , 06:08 p. m.

José Flavio Torres, es el artífice de la fiesta que se está viviendo en la tierra del Galeras en estos momentos, el joven técnico tolimense armó un conjunto sólido y práctico en defensa y con variantes ofensivas que podían desequilibrar un partido a su favor en cualquier momento.

Seguridad en el arco, José Fernando Cuadrado hizo valer toda su experiencia, adquirida en el fútbol de primera división en clubes importantes como Millonarios y el Deportivo Cali, para convertirse en el candado de la portería pastusa. La buena labor que cumplió a lo largo de la temporada le daba la confianza necesaria a sus compañeros para poder crecer en su rendimiento y de esta forma lograr una zaga defensiva muy difícil de batir.

Laterales con gol y experiencia, Gilberto García en la punta derecha y Luis Zapata por izquierda, fueron los encargados de utilizar los extremos de la cancha, el "alcatraz" García cumplió un torneo brillante, lo que lo llevó a convertirse en el goleador del equipo al marcar ocho goles en el torneo, gracias a su excelente pegada, que sabía utilizar cuando pasaba sorpresivamente al ataque y en los cobros de tiro libre. "Morumbí" Zapata mostró todo su bagaje futbolístico, para dar seguridad en su costado y contribuir con sus proyecciones para abrir la cancha cuando era necesario.

Centrales con oficio, Juan Carlos Mosquera y Wilson Galeano se supieron ganar su puesto en la zaga defensiva, debido a la concentración y disciplina táctica que mostraron en cada juego, se volvieron una dupla muy difícil de superar, se complementaron de la mejor manera y en las dos áreas hacían prevalecer su buen juego aéreo.

Regularidad en el medio, Carlos Giraldo y René Rosero fueron los encargados de la primera línea de volantes, Giraldo fue el gran capitán de la escuadra y Rosero su socio ideal, con su despliegue característico y su personalidad, fueron los responsables que el elenco nariñense se adueñara de la media cancha en la mayoría de compromisos, lo que se convertía en el primer paso para salir victoriosos en los diferentes partidos.

Desequilibrio y compromiso adelante, Juan Sebastián Villota, Hugo Pablo Centurión y Víctor Zapata eran los encargados de la generación de fútbol, la buena técnica del argentino lo convertían en el gestor de las llegadas, la velocidad  y gambeta de Zapata por izquierda eran un dolor de cabeza para las defensas contrarias, y la magia y buena pegada del juvenil Villota lo hacían el organizador ideal de las ideas ofensivas de los dirigidos por el profesor Torres. Los tres cuando era necesario mostraban sacrificio a la hora de contribuir en el trabajo de marca que hacían sus compañeros.

El socio ideal en punta, Carlos Villagra siempre fue el hombre más adelantado del equipo, el que chocaba con los marcadores rivales, el que aguantaba el balón y creaba los espacios para la llegada con sorpresa de los volantes ofensivos, y el pivot perfecto que gana de cabeza y que siempre estaba listo para jugar a un toque para armar paredes desequilibrantes.

Un recambio efectivo, Carlos Daniel Hidalgo, Mauricio Mina, Éder Ruales, Oscar Balanta, Éder Márquez, Jonathan Romero, Nelson Coral y Arbey Díaz siempre aportaron su grano de arena para construir este Pasto campeón.

El fútbol se mostró justo esta vez y premió al mejor conjunto del campeonato, los pastusos disputaron 24 partidos en el torneo, 12 veces salieron victoriosos, en 10 ocasiones dividieron honores y únicamente cayeron dos veces, ante Alianza Petrolera y Unión Magdalena. Los dirigidos por Torres marcaron 45 veces en las redes contrarias y solamente recibieron 19 anotaciones.


Pero la alegría que viven los nariñenses es moderada, ya que el principal objetivo es el regreso al fútbol grande de Colombia y en el camino para lograr esa meta está Patriotas, un rival bastante difícil y que está preparando esa final desde hace varias semanas.

Los del sur del país no quieren volver a repetir lo que vivieron en el primer semestre cuando Valledupar los sorprendió y los dejó por fuera de la competencia y lo que pasaron el año pasado bajo la dirección de Jorge Luis Bernal, cuando el regreso a primera se frustró porque se encontraron con un imparable Itagüí en la final y con un experimentado Envigado en la promoción.

Arcadio Guzmán/Futbolred

COMENTAR
GUARDAR