La defensa de la Selección Colombia no quiere sorpresas
Archivo

La defensa de la Selección Colombia no quiere sorpresas

Yepes, Perea y Vallejo jugaron en la caída con Venezuela 0-1 del 2003. Podrían repetir el viernes.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
09 de noviembre 2011 , 09:25 p. m.

Su remate fue cruzado, certero, sorpresivo. Empalmó la pelota con la pierna izquierda, al borde del área, desde el costado que cubría el lateral derecho Gerardo Vallejo, quien no alcanzó a impedirlo, mientras Amaranto Perea y Mario Yepes corrían impotentes, haciéndole vista a ese misil que se clavó en la red, fulminante, en ocho minutos del primer tiempo.

Con ese golazo, Juan Arango le dio a Venezuela una victoria heroica contra Colombia 0-1 en la eliminatoria a Alemania 2006. Fue en Barranquilla, la misma tierra donde este viernes se repite el duelo, y nadie quiere una nueva sorpresa, sobre todo los defensas.

En las prácticas de Colombia en Barranquilla la anécdota se repite con frecuencia, los periodistas venezolanos hablan de esa hazaña, como invocando una nueva gesta para este viernes; los colombianos, por supuesto, prefieren hacer alusión a las coincidencias y a la posibilidad de que Vallejo, Perea y Yepes estén de nuevo en la titular, como para resarcir ese amargo recuerdo.   

Han pasado ocho años, los tres han ganado en experiencia, pero también los venezolanos; por eso, ya nadie se confía. "Yo espero una Venezuela ofensiva, con ganas de buscar el partido. Ellos no tienen un hombre para referenciar; hay que estar pendientes de todos: atacan en bloque, en conjunto. Hay que brindar seguridad de la mitad de cancha hacia atrás", dijo Mario Yepes, que sigue vigente en la Selección, para liderar la defensa, junto a Perea, el jugador del Atlético de Madrid, que también está listo para brindar seguridad atrás.

"La concentración y la serenidad son fundamentales en estos partidos. Venezuela ha crecido mucho, tienen un buen momento, va a ser tanto o más difícil que contra Argentina", aseguró Perea.

Gerardo Vallejo espera la posibilidad de jugar, tal como lo hizo hace ocho años, cuando Arango apareció por la zona que él resguardaba y no pudo evitar su remate. "Venezuela dio muestras de buen fútbol en la Copa América. Tenemos que respetarlos, pero con orden defensivo y contundencia", aseguró Vallejo.

Colombia se preocupa por el ataque, por los goles para sumar los tres puntos, pero la defensa también está preparada para evitar cualquier sorpresa, saben que no pueden ni parpadear. "Ellos vienen haciendo un buen trabajo, se mantienen jugadores de la época de Páez (Ríchard, DT de Venezuela en esa oportunidad) y han hecho una buena selección. No van a ser nada fáciles", dijo Yepes.

Ese amargo recuerdo del 2003 está vigente, y Arango, el verdugo, de nuevo estará presente, pero Colombia quiere exorcizar ese momento; la defensa no quiere sorpresas.

Pablo Romero
Enviado especial de EL TIEMPO
Barranquilla. 

COMENTAR
GUARDAR