Polémica por celebración de un gol en el fútbol mexicano
Archivo

Polémica por celebración de un gol en el fútbol mexicano

Marco Fabián, jugador del Chivas de Guadalajara, protagonizó el bochornoso festejo.

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
18 de octubre 2011 , 07:07 a. m.

La celebración de un gol en la que un jugador simula propinar un tiro en la cabeza a otro desató hoy el repudio de la prensa mexicana y un comunicado de disculpas por parte del equipo Chivas del Guadalajara.   

Al minuto 32 del partido contra los Estudiantes Tecos del sábado pasado, los jugadores 'Chivas' Marco Fabián y Alberto Medina se combinaron en una jugada que acabó en gol del primero para concretar el segundo tanto de su equipo.   

Ambos se fueron a celebrar la anotación y Marco Fabián simuló apuntar y darle un tiro en la frente a su compañero Medina, quien completó el festejo dejándose caer como si estuviera muerto.   

Ante la actitud de sus jugadores y los reclamos de sus seguidores en redes sociales, críticos con lo que consideraron un gesto de violencia gratuito e inapropiado, el club decidió emitir un comunicado condenando los hechos.   

"Lamentamos el festejo realizado por nuestros jugadores Marco Fabián y Alberto Medina después del gol que anotara Fabián al equipo de Estudiantes Tecos, la noche del sábado dentro de la Jornada 13 del torneo Apertura 2011", indicó el comunicado.   

"Los jugadores que participaron en este festejo serán reconvenidos por la institución, porque ellos son ejemplo para los niños y jóvenes de nuestro país", añadió el enunciado.    El propio Marco Fabián explicó que el festejo se trató de una apuesta que pactó con Medina, relacionada con un videojuego.  

"Hubo una confusión. Le pedí una disculpa al árbitro, yo no sabía por qué me había sancionado, era una apuesta que tenía con Medina de un videojuego, no sabía que por celebrar así te amonestaban, pero no vuelve a pasar", señaló el jugador en otra comunicación oficial.   

El festejo se da en un momento en que México está inmerso en una ola de violencia que ha dejado más de 40.000 muertes desde 2006.   

A comienzos de 2010, el futbolista paraguayo Salvador Cabañas, delantero del América, fue víctima de un atentado al recibir un disparo en la cabeza en un bar.   

Cabañas salvó por poco su vida pero tuvo que retirarse de las canchas y no participó en el Mundial Sudáfrica 2010, para el que perfilaba como titular por Paraguay.

EFE  
 

COMENTAR
GUARDAR