Brasil tuvo un 'Oscar' en el campo durante la final
Archivo

Brasil tuvo un 'Oscar' en el campo durante la final

Óscar pasará la mejor noche de su corta vida, en Bogotá. A sus 19 años, cumplirá 20 el 9 de septiembre, recordará para siempre

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
21 de agosto 2011 , 01:33 p.m.

Óscar pasará la mejor noche de su corta vida, en Bogotá. A sus 19 años, cumplirá 20 el 9 de septiembre, recordará para siempre que un 20 de agosto de 2011 coronó por quinta vez a su Brasil como campeón del mundo en esta categoría.

Sus tres goles fueron determinantes en un partido en el que Brasil empezó ganando, luego pasó a perder y sobre las 10 y 32 de la noche puso su nombre en lo más alto del fútbol juvenil, al imponerse 3-2 sobre Portugal.

El primer gol que anotó Óscar fue casi sin querer queriendo. Pateó un tiro libre al minuto 4 del primer tiempo, mandó la pelota al área para ver cuál compañero cabeceaba y el esférico entró pidiendo permiso. El jugador luso Sergio Oliveira rozó la pelota con su cabeza, pero el gol se lo otorgaron al hombre de la noche.

Desde entonces Portugal reaccionó. Igualó el partido con un gol de Alex y luego ese magnifico y guapo delantero que tiene la selección europea, Nelson Oliveira, marcó el segundo gol para los portugueses.

Pero Óscar estaba en su noche. Cuando Portugal quería cerrar el partido, transcurría el minuto 78, apareció por izquierda ese 'enano' que tiene mucho fútbol en sus piernas, Dudú. El atacante del Cruzeiro encaró a Pelé, lo superó, remató al arco y Mika atajó, pero dio rebote. Allí apareció en escena Óscar, quien empujó la pelota y anotó el segundo gol. Una anotación que infló el pecho de los brasileños y que, prácticamente, liquidó a los lusos.

El hombre de 1.80 metros de estatura, de sonrisa fácil y con el número once en la espalda estaba para más. Con el transcurrir del tiempo manejó la pelota y junto a Casimiro comenzó a inflar esa ilusión brasileña por lograr el quinto título del mundo en la categoría Sub-20.

Los minutos pasaron, llegaron los dos tiempos extra y Brasil demostró que tenía más resto físico que su rival. Por ello, tuvo tiempo para ir por el triunfo. Le sobraron piernas y corazón.

Así fue como al minuto 111 de juego volvió a aparecer Óscar para meterse de lleno en la historia del fútbol brasileño. Desde el sector derecho del campo, junto a la tribuna de Oriental, sacó un remate con pierna derecha que venció al arquero Mika, quien se vio sorprendido por la acción.

Ese gol de Óscar bajó el telón en El Campín. Esa anotación fue como tocar el delgado trofeo de la Fifa con las manos, anticipadamente.Todo Brasil quiso abrazar a Óscar que festejaba su tercer gol de la noche.

Brasil ganó un nuevo campeonato mundial Sub-20. Festejó en Bogotá, dio la vuelta olímpica ante un público que aplaudió y que supo comportarse en cada jugada, frente a un país que lo observó por televisión y que supo que la noche de la consagración tuvo un 'Oscar' en el campo.

Leonardo Duque Soto Periodista Futbolred leoduq@eltiempo.com Bogotá .

COMENTAR
GUARDAR