El secreto del rendimiento físico de Portugal
Archivo

El secreto del rendimiento físico de Portugal

Cuesta creer que sea el preparador físico, por su contextura. Es delgado, alcanza 1.68 metros de estatura, y pasa por uno más del

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
16 de agosto 2011 , 08:19 p.m.

Cuesta creer que sea el preparador físico, por su contextura. Es delgado, alcanza 1.68 metros de estatura, y pasa por uno más del grupo. Sin embargo, este portugués nacido en Santa Maria da Feira, cuida todos los detalles de los jugadores y en cada entrenamiento es pieza vital para potenciar el rendimiento del equipo que espera en Colombia hacerse con su tercer título mundial en esta categoría.

"En esta clase de torneos hay que tener una preparación perfecta. Nosotros, antes de venir a Colombia, estuvimos una semana en Panamá para aclimatarnos a Cali. Luego padecimos haber ido a Cartagena, pero en Medellín ya nos sentimos mejor", dice Joaquim, de 32 años, quien jugó fútbol en un equipo humilde, el Fiaes Sport Clube, entre 1992 y 2001. Tras una lesión en su rodilla, colgó los guayos y se dedicó a estudiar la preparación física.

"En esta instancia del campeonato no hay que hacer una exigencia física grande a los jugadores, que completan ya un mes fuera de casa. Lo mejor es descansar ampliamente después de cada partido y comer bien, siempre cuidando la dieta ", dice Joaquim, quien estuvo cinco años trabajando en el Porto (2003 a 2008), así como en el Raja Casablanca de Marruecos y en el fútbol de Angola.

En el último partido de Portugal, frente a Argentina, el onceno europeo sufrió por el clima de Cartagena. "Hubo mucha humedad, lo que contribuyó a un mayor desgaste físico", dice Joaquim, quien reconoce que, además de lo físico, en esta parte del campeonato es muy importante el aspecto mental de los jugadores.

"Es clave lo que ellos tienen en la cabeza. Y todo el grupo está mentalizado en que pueden hacer historia. Eso, a estas alturas del campeonato, puede dar mejores resultados en el desempeño físico que un trabajo exigente en el gimnasio", asegura Joaquim, quien espera salir lo más lejos posible en esta, su primera experiencia con la Federación de Fútbol de Portugal.

De igual forma, este preparador físico, quien es Licenciado de Educación Física y Deporte de la Universidad del Deporte en Porto, desde 2004, sotiene que el secreto está en tener la responsabilidad y la seriedad para llevar a cabo cada trabajo. "Cuando hay que entrenar se hace seriamente. Cuando se puede bajar al lobby del hotel para tomarse fotos hay que hacerlo, lo mismo para la comida, para los juegos y las distracciones. Todo con orden y seriedad", dice.

Otro punto importante es la alimentación. El equipo portugués trajo su chef y pese a que los jugadores no tienen un menú tan variado, la comida es clave. "Se come pasta, fruta y mucha proteína. Hay que cuidar muy bien ese punto", dice Joaquim, quien también está muy pendiente de ese tema.

Joaquim trabajó con Mourinho, actual técnico de Real Madrid, durante un par de años en Porto. Con él aprendió que la parte física de un jugador es tan importante como lo son los conceptos tácticos y la convivencia. Precisamente con esas virtudes sueña con que el plantel derrote a Francia para llegar a la final del Mundial Sub-20, justamente, como hace 20 años...

Leonardo Duque Soto Enviado especial a Cali Periodista Futbolred leoduq@eltiempo.com .

COMENTAR
GUARDAR