El análisis de las semifinales del Mundial Sub-20
Archivo

El análisis de las semifinales del Mundial Sub-20

De antemano, México sabía que no la iba a tener fácil en las semifinales del Mundial Sub-20, y que le tocaría bailar con las má

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
16 de agosto 2011 , 05:52 a.m.

De antemano, México sabía que no la iba a tener fácil en las semifinales del Mundial Sub-20, y que le tocaría bailar con las más fea, en este caso, una poderosa y favorita, que pudo ser España, pero que finalmente será Brasil, la cuatro veces campeona mundial de la categoría y que ha ido aumentando su nivel en este torneo.

Pero, a sabiendas de esa realidad, los mexicanos no tienen nada que perder en esta llave, y cualquier nueva conquista será un botín mayor al que ya lograron metiéndose, inesperadamente, en las semifinales, donde no dejan de ser una amenaza por su fortaleza defensiva, demostrada con los únicos tres goles que han permitido en el Mundial.

Además, los mexicanos ya han enfrentado favoritos: cayeron con Argentina en la primera ronda 1-0, empataron sin goles con Inglaterra y dieron la sorpresa mayúscula con su victoria frente a la anfitriona Colombia, su principal envión para encarar a los auriverdes. Su seguridad comienza por el arco, donde el portero José Rodríguez se ha destacado, más allá del gol que permitió frente a Colombia, que fue su responsabilidad. Y cuentan con un jugador fundamental que es el volante Jorge Enríquez, aguerrido en el medio campo.

Sin embargo, de entrada, en este choque, la favorita es Brasil, que después de un flojo arranque en la primera fase, ha logrado imponer su estilo anotando 13 goles y dejando en el camino a Arabia Saudí (octavos) y a España (cuartos). Pero, en Brasil también se destaca su portero, Gabriel, quien con dos penaltis atajados frente a los ibéricos consolidó su seguridad en el pórtico.

Físicamente, México llega con más tiempo de recuperación, ya que jugaron el pasado sábado (90 minutos), mientras que Brasil lo hizo el domingo (120 minutos). A pesar de eso, y de que ya nadie se confía de los mexicanos, son los brasileños, por su historia y su contundencia, los que tienen pinta de finalistas.

Francia y Portugal, sin convencer, ya van muy lejos.

Este si que será un duelo parejo: Portugal y Francia no eran los favoritos de sus llaves de cuartos de final, y, sin embargo, sacaron su casta y dejaron en el camino a Argentina y a Nigeria, respectivamente, y están en alza para buscar el cupo a la final.

Ambas selecciones llegaron al Mundial con el rótulo de candidatas a ser protagonistas, pero no tuvieron un arranque contundente: Francia debutó siendo goleada por Colombia (4-1), derrotó con sufrimiento a Corea del Sur (3-1), en un partido en el que su rival mereció más, y mejoró en el duelo contra Malí (2-0), que le dio la clasificación a octavos, donde le ganó 1-0 a Ecuador.

Portugal, por su parte, debutó con un empate deslucido frente a Uruguay (0-0) y luego superó por la mínima diferencia a Camerún y a Nueva Zelanda. Al salir primera de su grupo, venció con dificultad a Guatemala 1-0.

Los portugueses, aunque no marcan muchos goles (llevan tres), tienen un invicto de 480 minutos sin recibir anotaciones, siendo su portero Mika gran responsable.

En cuanto a individualidades, Francia ha mostrado a jugadores interesantes como Alexandre Lacazete y Antoine Griezman. En deuda todavía está Gael Kakuta, quien antes del Mundial era el llamado a ser la figura, pero no ha brillado. Portugal, por su parte, tiene en Sergio Oliveira a su hombre más desequilibrante en ataque, sin embargo, también cuentan con Danilo, un volante muy rendidor para la recuperación.

Así, sin convencer del todo, ambas han ido escalonando en el Mundial, y lograron avanzar a esta instancia, tras superar partidos muy parejos, y en los cuales no fueron superiores a sus rivales.

La apretada victoria francesa contra Nigeria (3-2) en tiempo extra, y la de Portugal frente a Argentina por penaltis (5-4), les dejó a ambas con un gran desgaste físico y con un rendimiento muy parejo.

No tienen pinta de finalistas, pero uno de las dos peleará el título. .

Redacción EL TIEMPO .

COMENTAR
GUARDAR