"En Colombia juego de local", dice el mexicano Jorge Enríquez
Archivo

"En Colombia juego de local", dice el mexicano Jorge Enríquez

Antes de que empezara el calentamiento para el juego contra Camerún, la mayoría de los jugadores de la Selección de México ponía

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
10 de agosto 2011 , 04:46 p.m.

Antes de que empezara el calentamiento para el juego contra Camerún, la mayoría de los jugadores de la Selección de México ponía especial atención en los puntos de la cancha que, uno a uno, iba señalando Jorge Enríquez.

Como capitán del equipo, el mediocampista acudía a su voz de mando para advertir de las bondades de la cancha del Hernán Ramírez Villegas, de cuya reinauguración fue testigo de primera mano. .

Aquel 22 de junio, él integraba la Sub-23 que le sacó un empate sin goles a la absoluta de Colombia. Ahora, de vuelta a Pereira y como referente de la juvenil en el Mundial, se sintió como en casa desde el primer momento.

"Desde aquel partido tengo un cariño especial por esta ciudad y por su gente sobre todo, ya que nos ha brindado un cariño único. De repente no puedo saludar a cada uno como quisiera, pero los tiempos no me lo permiten y por este medio quiero agradecerles de todo corazón el apoyo brindado", destacó Enríquez, quien le atribuyó a la afición risaraldense parte de la victoria en los penaltis sobre Camerún. .

Según el jugador de Chivas, "después de un partido tan exigente y 120 minutos, el respaldo de la hinchada fue fundamental" y, tras el 3-0 que definió la serie a su favor, a boca llena gritó: "¡En Colombia juego de local!". .

Y ahora sí que necesita serlo porque justamente enfrentará al anfitrión este sábado en El Campín, al que considera "un gran rival que está motivado por estar con su gente".

Dice conocer bien a los de Lara, con quienes tiene una cuenta pendiente por saldar desde el pasado 8 de junio... "A (Michael) Ortega lo he enfrentado en México y a otros como (Adolfo) Valencia los vimos en Francia.

Ellos nos sacaron en las semifinales del 'Esperanzas' de Toulon, pero la vida y el fútbol dan revanchas y esperemos que ésta sea la nuestra". Junto al zaguero Diego Reyes, Enríquez repitió en Pereira y ambos siguen invictos en el Hernán Ramírez, al que le tiene fe. Y, como si se tratara de un balón dividido, fue con todo: "No es un adiós: es un hasta luego, porque volveremos acá para la semifinal".

Fabián M. Rozo Castiblanco Enviado Especial de EL TIEMPO Pereira .

COMENTAR
GUARDAR