El estadio El Campín fue un horno contra Corea del Sur en el Mundial
Archivo

El estadio El Campín fue un horno contra Corea del Sur en el Mundial

A las 7 de la noche, una hora antes de que el juez central pitara la iniciación del partido entre el combinado local y Corea del Su

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
05 de agosto 2011 , 04:10 p.m.

A las 7 de la noche, una hora antes de que el juez central pitara la iniciación del partido entre el combinado local y Corea del Sur, el público en el estadio El Campín no dejó de animar a los dirigidos por Eduardo Lara hasta que el compromiso terminó.

La mancha amarilla opacó a los pocos hinchas de Corea que llegaron al estadio para alentar a su selección.

Aunque la gente sabía que Colombia estaba clasificada para los octavos de final, querían la victoria para que el equipo se quedara en Bogotá y ratificara el rendimiento del ciento por ciento en esta primera fase.

"Es lo mejor que nos ha pasado, que el equipo se quedara acá para seguirlo apoyando", precisó Clara Rodríguez, una comerciante que desde las 3 de la tarde ingresó al estadio para acomodarse en la tribuna occidental.

Durante el juego las vuvuzelas no se callaron y, con el ruido ensordecedor, alentaron a los jugadores, que en la cancha dejaron hasta la última gota de sudor.

El frío ni se sintió, pues pudo más el fervor de los seguidores colombianos, quienes 'calentaron' a Bogotá con sus gritos y cánticos.

Y no hay duda: en el próximo partido de Colombia nada cambiará. Otra vez, las 42.000 almas se apostarán en las tribunas del estadio y nuevamente alentarán hasta el final a la Selección, que tratará de que la sonrisa de los hinchas no se vuelva tristeza.

COMENTAR
GUARDAR