Oscar, un premio a los amantes del 'jogo bonito'
Archivo

Oscar, un premio a los amantes del 'jogo bonito'

Merece un Oscar. Su actuación fue fenomenal. Se convirtió en protagonista de los tres goles de Brasil en la victoria 3-0 ante Aus

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
05 de agosto 2011 , 06:07 a.m.

Merece un Oscar. Su actuación fue fenomenal. Se convirtió en protagonista de los tres goles de Brasil en la victoria 3-0 ante Austria, el lunes en la noche en el estadio Metropolitano Roberto Meléndez. Asumió el papel de director de la orquesta de samba con su fútbol exquisito, cambio de ritmo y enganches inesperados.

Oscar dos Santos Emboaba Junior se llama el hombre que empuñó la batuta del seleccionado brasileño en el Mundial Juvenil. Al compás de sus acciones y lujos, reapareció el 'jogo bonito' que se ausentó en el empate 1-1 ante Egipto.

"Todo el equipo jugó un excelente partido, desde el arquero hasta el último delantero, así debemos enfrentar a Panamá el jueves", comentó Oscar, que lleva el número 11 en su espalda.

El flaco de 66 kilogramos de peso, 1,80 de estatura y cara de niño bueno, elude los calificativos que recaen sobre su nombre y ensalza la complicidad de Coutinho, Casemiro, William y Henrique en sus travesuras en el área rival. .

"Coutinho y Casemiro son excelentes jugadores y gozan del toque rápido, nos faltaba confianza para afinar nuestras cualidades", expresa el futbolista brasileño que juega por un extremo o libre en el mediocampo.

Oscar abrió el camino del triunfo después de una triangulación con Coutinho y una asistencia que dejó a Henrique de puertas al gol. Pudo definir él mismo, pero optó por cederle el balón a su compañero, sin ningún egoísmo. Dice que un pase-gol se disfruta tanto como una anotación .

"Hay que pensar en el equipo, el gol era importante para poner el 1-0 y brindar confianza. Henrique estaba bien posicionado".

En Brasil lo comparan con su compatriota Kaká (Real Madrid) por su potente disparo de larga y media distancia, pero su estilo se asemeja más al de Andrés Iniesta (Barcelona).

A Oscar le halaga el paralelo con estrellas como Kaká, que integra su trío de ídolos junto a Ronaldo y Ronaldinho, pero prefiere ganarse un nombre por sí solo.

"Ronaldo, Kaká y Ronaldinho son brasileños que brillaron en un escenario internacional y yo espero llegar allá también. En mi país dicen que me parezco mucho a Kaká, mas no me gusta ser comparado, quiero conquistar yo mismo un lugar en el fútbol mundial".

Arrancó su carrera profesional en el Sao Paulo y a mediados de 2010 fue transferido al Internacional de Porto Alegre, donde tiene un contrato firmado hasta el 2015 con una cláusula de rescisión de 30 millones de euros.

El equipo azulgrana y el PSG de Francia ya se han interesado en sus servicios.

En el Inter recibe consejos del zurdo argentino Andrés D'Alessandro.

"Hacemos una buena dupla, jugamos juntos como tres partidos antes del Mundial y ganamos por goleada, habló conmigo y me dijo que el Mundial era difícil, pero me aseguró que todo me saldría bien porque confía en mi fútbol".

Brasil apenas ha disputado dos partidos y de su fútbol, según el volante sub 20, "se puede esperar mucho más", pero con lo que mostró hasta ahora no es descabellado anunciar que Oscar es un premio a los amantes del 'jogo bonito'.

Por Rafael Castillo Vizcaíno BARRANQUILLA.

COMENTAR
GUARDAR