Pulpos colombianos pronostican un empate entre Ecuador y España
Archivo

Pulpos colombianos pronostican un empate entre Ecuador y España

Fue la decisión más difícil que han tenido en su profesión oficiosa de adivinos los pulpos colombianos Paula y Paul pero, al fin

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
03 de agosto 2011 , 07:46 a.m.

Fue la decisión más difícil que han tenido en su profesión oficiosa de adivinos los pulpos colombianos Paula y Paul pero, al final, la pareja de siete meses de vida resolvió pronosticar un empate entre las selecciones de Ecuador y España en el Mundial Sub'20 de fútbol de Colombia.

Estos octópodos son la atracción de un nuevo restaurante en la ciudad de Barranquilla llamado 'El pulpo Paul', un proyecto ideado para mostrar al turista el buen humor de los habitantes del Caribe.

La aparición de los pulpos colombianos está inspirada en la vida del cefalópodo alemán Paul, nacido en enero del 2008 y muerto el 26 de octubre del 2010, que ganó trascendencia mediática por sus poderes adivinatorios en el Mundial de Sudáfrica, que conquistó la selección de España.

El Paul colombiano, cumplió hasta el miércoles dos predicciones exitosas en la víspera de los partidos que ganó la selección juvenil anfitriona a Francia (por 4-1) el sábado y a Malí (por 2-0).

Con ocasión del partido de la segunda jornada del grupo C que jugarán hoy en la ciudad cafetera de Manizales las selecciones de Ecuador y España, la predicción pareció ser más complicada para Paul y Paula, lo que en opinión de su entrenador, el biólogo Germán Gómez, puede achacarse "al equilibrio de ambos equipos", dijo a Efe.

"Si en las anteriores predicciones Paul no tardó más que dos minutos para posarse sobre la urna transparente con la bandera colombiana para devorar a continuación su contenido alimenticio, esa misma señal para proclamar al mejor del partido de este jueves en el estadio Palogrande no se dio tras quince minutos de tensa espera.

El 'octopus vulgaris' bautizado en Barranquilla como Paul permaneció impasible en su piedra coralina pese a que la textura y el color de su piel variaban en tonos, como un semáforo. Otra señal clara para Gómez del estudio que hacía el animal sobre el partido.

Por el contrario, la hembra avanzó con aparente decisión hacia las dos urnas a las que fueron adheridas las banderas de España y Ecuador y en las que previamente habían introducido un camarón en cada una, del mismo peso y tamaño, para evitar cualquier sospecha de inducción a cierto resultado.

Paula eligió la urna de Ecuador, una posición que haría pensar a los testigos de la solemne ceremonia que los pulpos tenían su primer desencuentro en su nueva vida de pareja, explicó con seriedad el empresario Paul Tarud, propietario del restaurante y gestor de la idea que ha dado a Colombia no uno, sino dos pulpos oráculos.

Tarud confió en que Paul y Paula vivirán en el acuario especial que les ha acondicionado mucho más de los dos años que son la expectativa de vida media para estas especies marinas.

Su confianza se basa en las condiciones especiales que les ha adaptado: una gigantesca pantalla de televisión de alta definición a la vista de ellos "para que puedan ver todos los partidos del Mundial y facilitar así su labor de adivinación", declaró a Efe.

Además, hay una discreta cámara de vídeo que graba a la pareja las veinticuatro horas del día y multiplica las imágenes a todos los rincones del restaurante, "para que los visitantes puedan observarlos a prudente distancia, sin estresarlos", relató Tarud. Pero la especialidad de los 'psychic octopus' no será apenas en fútbol.

Tarud anticipó que sus pulpos también serán entrenados para ofrecer pronósticos para elecciones presidenciales y regionales, y hasta para los reinados internacionales de belleza. "El fútbol del Mundial se acabará el 20 de agosto, pero el 'show' de Paul y Paula continuará", sentenció el empresario colombiano.

EFE.

COMENTAR
GUARDAR