Marinovic, un 'Gato' de Nueva Zelanda que vino con su familia
Archivo

Marinovic, un 'Gato' de Nueva Zelanda que vino con su familia

Van a brindarle total apoyo al arquero titular de Nueva Zelanda, en su juego frente a Uruguay este martes.Stefa

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
01 de agosto 2011 , 05:49 p.m.

Van a brindarle total apoyo al arquero titular de Nueva Zelanda, en su juego frente a Uruguay este martes.

Stefan Marinovic demostró en el primer partido de su equipo (empate 1-1 contra Camerún) que es uno de los guardavallas para tener en cuenta en el torneo. En ese juego por el Grupo B del Mundial Sub-20, el portero neozelandés destacó por sus 1.90 metros, por su buen saque y, por supuesto, por sus atajadas.

El 'gato', como le gusta que lo llamen, según su padre, tiene una motivación extra para seguir entre los mejores. Su familia viajó cerca de 13.000 kilómetros desde la tierra de los indígenas maoríes para ver en vivo y en directo sus actuaciones. "Cuando salió al campo en el primer compromiso, lloré", cuenta su papá, un croata que llegó a Nueva Zelanda hace 40 años y de cuyo segundo matrimonio nació el protagonista de la historia.

Marinovic, de 19 años, quien le detuvo un penalti a Mbondi, de Camerún, en el Pascual Guerrero, es recordado por su madre Jeanette como alguien a quien siempre le ha gustado el fútbol: "en el colegio no paraba de jugar. Desde que tiene 16 años lo seguimos donde podemos ". No era para menos, pues viene de una familia de deportistas, como la describe el padre, Toncy, al revelar que hace un par de semanas su madre también representó a Nueva Zelanda en un torneo de hockey sobre césped en Europa.

Nueva Zelanda, que juega su segundo mundial y aún no ha logrado su primer triunfo en un evento de esta categoría, va en busca de sus primeros tres puntos frente a la aguerrida escuadra de Uruguay. "Un triunfo sería tocar el cielo con las manos", dice Toncy, quien viste una pantaloneta negra, posee las manos tan grandes como su hijo, y, asegura, cuando era joven también se metía en el arco, "pero yo volaba más que él".

La familia del portero neozelandés está sorprendida por el muy buen trato que han recibido de la gente en Cali. Todos cuentan que se emocionaron por la gran cantidad de gente que había en el estadio en la primera fecha del grupo. "Fue impresionante", dice Jeanette, mientras Toncy, sacando pecho, insiste en una comparación para reforzar la idea: "en el juego de Australia (rival histórico de Nueva Zelanda), en Manizales, que terminó 1-1 contra Ecuador, no había tanto público".

Padre, madre, hermana y cuñado de Stefan, como si quisieran agradecer la acogida que les han brindado, recuerdan que el próximo año Nueva Zelanda será sede del Mundial de rugby y dicen que "están invitados todos los colombianos".

Entre tanto, el 'gato ' Marinovic, que seguramente muy pronto estará en el fútbol europeo, ya tiene las garras afiladas. Listas para detener los ataques del peligroso Adrián Luna y del temible David Texeira, delanteros uruguayos. "Estamos orgullosos de él", concluye su padre, convencido de que el 'gato' Marinovic dejará huella y su familia le seguirá el rastro...

Leonardo Duque Soto Periodista Futbolred Enviado especial a Cali leoduq@eltiempo.com.co .

COMENTAR
GUARDAR