Los 'sacrificios' por ver jugar a un hijo en el Sub-20
Archivo

Los 'sacrificios' por ver jugar a un hijo en el Sub-20

En equipo llegaron 12 uruguayos al estadio Pascual Guerrero de Cali. Álvaro Platero parecía el técnico de esos turistas, pero vin

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
31 de julio 2011 , 03:09 p.m.

En equipo llegaron 12 uruguayos al estadio Pascual Guerrero de Cali. Álvaro Platero parecía el técnico de esos turistas, pero vino como hincha de su hijo, el defensor de la selección de ese país, Federico Platero.

En la barra lo acompaña otro de sus hijos, Juan. Llegaron el viernes, un día antes del estreno de Uruguay, pero no contaban con lo duro que era conseguir entradas, porque las boletas se agotaron varios días antes y les tocó acudir a los revendedores, que pedían hasta el doble del precio.

De todos modos, la barra charrúa pudo entrar a la tribuna oriental del renovado escenario del barrio San Fernando. "Hay que hacer el esfuerzo por el país y el hijo", afirmó Álvaro, vestido con su camiseta celeste.

Federico, un defensa con 20 años cumplidos, de 1,88 m de estatura, 83 kilos y que juega con Defensor Sporting de Uruguay, no empezó como titular, pero eso no desanimó a la familia Platero. Todo lo contrario, los impulsó a gritar más fuerte en el partido inaugural contra Portugal, del grupo B, que terminó empatado sin goles.

"Es un orgullo jugar para Uruguay, y más ahora con el título de la Copa América. Estoy feliz por ver a mi hijo vistiendo la celeste", agrega Álvaro, vinculado a la actividad arrocera en su país.

Al grupo charrúa le emocionó el apoyo colombiano en el compromiso frente a los lusos y, aunque no han tenido tiempo de conocer mucho, expresaron que "Cali es bonita. Lo mejor es su gente: es muy amable y sencilla".

Cali.

COMENTAR
GUARDAR