Crónica de la inundación de El Campín por la lluvia en Bogotá
Archivo

Crónica de la inundación de El Campín por la lluvia en Bogotá

La cancha del estadio bogotano se inundaron y los partidos se retrasaron una hora. Estas son algunas imágenes del fuerte aguacero q

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
30 de julio 2011 , 03:37 p.m.

La cancha del estadio bogotano se inundaron y los partidos se retrasaron una hora. Estas son algunas imágenes del fuerte aguacero que cae en Bogotá.

El fuerte aguacero que cayó el sábado en Bogotá puso en peligro la realización de la primera fecha del grupo A del Mundial Sub-20, pues los cárcamos de la gramilla del estadio El Campín se taponaron debido al granizo y la cancha se inundó.

Luego de varias consultas, trabajos fuertes a la gramilla y de probar si el balón rodaba sobre el pasto, el Comité Organizador decidió comenzar la jornada una hora después de lo indicado, por lo que el encuentro Malí vs. Corea del Sur se jugó a las 6 de la tarde y se dispuso que el juego de Colombia-Francia fuera a las 9 p.m.

"El problema fue la gran cantidad de granizo que cayó, eso tapó un drenaje y generó el problema. La cancha estaba lista, pero los inspectores de la Fifa dieron la orden de aplazar los partidos por una hora", precisó Ana Edurne Camacho, directora del Idrd.

Fue tal el inconveniente, que un funcionario de la Fifa le confirmó a EL TIEMPO que se contempló mover el partido de Colombia vs. Francia para el domingo, si la lluvia persistía y complicaba el estado de la cancha, pero al final eso no ocurrió, pues el drenaje, luego del trabajo al que fue sometido, mejoró.

Una vez se presentó la emergencia, el cuerpo de bomberos hizo presencia en el estadio para ayudar a drenar el agua de la cancha.

A las 5:30 de la tarde, el cuarteto arbitral del partido Malí vs. Corea del Sur, encabezado por el central, el inglés Mark Clatenburg, salió a la cancha y puso a rodar el balón en partes donde estaba empantanada, pero la esférica rodó, lo que no complicaba el trámite del encuentro.

No sólo en el terreno de juego se presentaron encharcamientos, también se inundó una de las zonas de prensa de El Campín, donde, además, cayeron goteras. En los alrededores del estadio también hubo problemas, pues varios carros quedaron atrapados por el agua.

Hacia las seis de la tarde el clima mejoró y, aunque la lluvia no paró, el tratamiento que recibió el campo dio sus frutos y los delegados de la Fifa decidieron aplazar la jornada por una hora. A pesar de todo, la fiesta del fútbol ganó el primer partido.

Sala de prensa inundada .

Periodistas descalzos, otros escurriendo agua y muchos empapados de pies a cabeza, ese fue el panorama que se vivió en el Centro de Medios del estadio El Campín, durante el torrencial aguacero que cayó en Bogotá.

Funcionarios del estadio y algunos bomberos sacaron litros de agua con escobas, intentado bajar el nivel de la misma, que en el interior del Centro llegaba a los 30 centímetros.

Los reporteros internacionales y locales manifestaron su sorpresa e inconformidad por la situación, ya que prácticamente quedaron atrapados en el interior de la sala, porque era imposible salir, por la inundación.

Los esfuerzos de los bomberos hicieron su efecto, el recinto se secó y la prensa pudo trabajar en el cubrimiento de la primera fecha del grupo A del Mundial Sub-20, con los juegos Malí vs. Corea del Sur y el debut de Colombia y Francia.

La causa de la inundación .

Un funcionario de la Dirección de Prevención y Atención de mergencias (DPAE) entregó la explicación.

Según un funcionario de la Dirección de Prevención y Atención de emergencias (DPAE), la fuerte granizada que cayó en la zona del estadio tapó varios de los conductos de desagüe, afuera y adentro de El Campín, lo que originó el represamiento de agua. Esa misma versión fue corroborada por algunos miembros de la Federación Colombiana de Fútbol.

El funcionario de la Dpae, reveló que fueron necesarios cuatro camiones vectores de la empresa de Acueducto de Bogotá, para atender las inundaciones en los alrededores del estadio, donde, según dijo, "estaban hasta carros atrapados". Dentro del escenario deportivo, uno de esos camiones trabajó para succionar el agua empozada, también se utilizó una motobomba.

"Con la motobomba sacamos cuatro pulgadas de agua, mientras con el vector sacamos ocho pulgadas. Se trabajó también en remover el granizo", agregó el funcionario. Incluso, fue necesaria la presencia del Cuerpo de Bomberos de Bogotá para atender la inundación del primer piso de la tribuna occidental.

COMENTAR
GUARDAR