El 'Trencito' prende motores para el Mundial
Archivo

El 'Trencito' prende motores para el Mundial

Su despliegue por el costado derecho sorprendió: fue veloz, punzante y potente. José Adolfo Valencia, en suelo francés, emprendi

  • Enviar
  • Guardar
  • Comentar
28 de julio 2011 , 05:23 p.m.

Su despliegue por el costado derecho sorprendió: fue veloz, punzante y potente. José Adolfo Valencia, en suelo francés, emprendió su recorrido desde su propio terreno, dejó a varios jugadores en el camino en una combinación de habilidad y fuerza.

Sus piernas le respondieron hasta llegar al área rival desde donde sacó un fuerte derechazo: fue un golazo digno del 'Tren' Valencia, pero no del padre sino del hijo, quien en el reciente torneo de Toulon (donde Colombia fue campeona) destelló con esta anotación frente a México en la victoria 2-1, y con ella, pareció ganarse la titular para el Mundial.

Pero, pese a que Valencia reconoce que le heredó a su padre en el fútbol "el porte, la velocidad y el tranco", él ya siente que debe escribir su propio nombre, y el Mundial Juvenil es su oportunidad.

"Mi papá fue grande, un monstruo, y me siento orgulloso de él, pero tengo que comenzar a hacer mi propia historia", le confesó en entrevista al Canal ET. .

Justamente, en la Selección Colombia Sub-20 está cumpliendo una función diferente de la que caracterizó a su papá, ya que ahora el 'Trencito' no es delantero, sino un volante por la derecha. Pero esa nueva ubicación en el campo de juego no le disgusta, ya que tiene muy presente que esa memorable anotación que hizo en el torneo francés es la muestra de que él también es una opción de gol.

"Es cierto que a uno le gusta estar más cerca del área, pero en este caso tengo que dar una mano al grupo en la marca, y yo sé que se me van a presentar oportunidades de anotar. Frente a Francia va a ser un partido muy cerrado, así que la oportunidad que nos quede toca meterla", aseguró. .

Hoy, Valencia disfruta de su presente; ese gol en Toulon es un recuerdo auspicioso para su carrera, y de paso, ayudó a borrar los malos momentos que ha vivido en el fútbol, como la frustración que tuvo a comienzos de año, cuando se quedó por fuera de la convocatoria para el Suramericano de Perú, a pesar de haber hecho todo el proceso con la Selección.

Con dolor, el 'Trencito' se perdió ese torneo, sin imaginar que meses después estaría de regreso para vestir la camiseta nacional en el Esperanzas de Toulon, que a la postre sería su pasaporte al Mundial, para el cual hoy se prepara intensamente.

"Estoy tranquilo, porque lo importante aquí es que he recibido la confianza del técnico", asegura. .

Ese mismo regate que Valencia demostró en Toulon, con porte, velocidad y tranco largo, tal como su padre, pareció ser su carta de bienvenida a la titular de la Selección Colombia, donde ahora, en el Mundial, quiere construir su propia historia.

Pablo Romero Redactor de EL TIEMPO.

COMENTAR
GUARDAR