América: un fenómeno de clase A, en la primera B

América: un fenómeno de clase A, en la primera B
Torneo Postobon Febrero 21, 2012

Los hinchas rojos atiborran el Pascual Guerrero. En tres partidos han asistido 86.644 espectadores.

En la primera jornada del torneo Postobón pudo ser por novelería. En la segunda, por la emoción de jugar como visitantes en Bogotá, donde América tiene una multitud de seguidores. Sin embargo, las fechas tres y cuatro en el estadio Pascual Guerrero de Cali ratificaron que la 'mechita' se convirtió en una locura colectiva para sus hinchas.

Un promedio de 28.881 espectadores, en los tres juegos en casa del campeonato de la primera B, más 8.000 seguidores por la Copa Postobón, hacen del conjunto que dirige Eduardo Lara uno de los más importantes en asistencia en lo que va de la temporada 2012, incluido el torneo de la primera A.

"América vive un momento muy importante y estoy agradecida con los hinchas del equipo, porque en el tiempo que llevo junto al él nunca había visto un fervor como el de ahora, con la familia visitando el estadio para apoyar a los muchachos; irnos a la B nos unió", expresó con emoción Stella Castellanos, una insigne fanática 'escarlata'.

No hace muchos años, los hinchas americanos tenían fama de ser 'fanáticos de radio', de esos que solamente aparecían cuando el equipo disputaba una final del fútbol colombiano o enfrentaba a un rival importante en la Copa Libertadores. Muchos quedaron mal enseñados, cuando la opulencia se paseó por el club y eran más las boletas que se regalaban que las que se vendían.

Los únicos que se mantenían fieles pese a todas las circunstancias eran "los mismos tres mil de siempre, porque muchos preferían ir a Pance que al estadio", según declaró alguna vez el médico Gabriel Ochoa Uribe en su época como técnico del América, entre los años 80 y 90.

La transformación de la B

Pero hoy todo cambió. Salvo la barra popular americana que no deja de copar la tribuna sur fecha tras fecha, los otros asistentes en masa han convertido al Pascual Guerrero en la verdadera 'caldera del diablo' y el ambiente futbolero se siente desde que se camina el barrio San Fernando, por la calle quinta o la avenida Roosevelt.

"La gente llegó por el llamado popular para alentar al equipo en un momento difícil, es una prueba para todos, pero hay que demostrar el sentimiento que existe por América y aportar desde las tribunas para que regresemos pronto a la A", puntualizó Johnny Ortiz, uno de los líderes de la barra popular Barón Rojo.

La transformación ha sido tal, que en el estadio los jugadores se emocionan y se dejan llevar durante momentos del juego por el aplauso ensordecedor y la ansiedad de los hinchas, que quieren ver a su equipo ganando y goleando siempre.

"Tenemos una hinchada de primera categoría y cada partido se vive como una fiesta. Por supuesto, a veces se siente la presión por ganar, pero es normal que así sea porque América es un grande y debe ser protagonista", aseguró el capitán del equipo, Jaime Córdoba.

El lunes, nuevo día del ritual

Con la crisis que podía ser la travesía del equipo por la B, se hicieron presentes los verdaderos hinchas, aquellos que veían al amigo padecer un descenso y que sabían que la única forma de ayudarlo era con su aliento, con su buena vibra.

Por ello se tragaron el dolor y bebieron con gusto la segunda categoría sin importar el adversario, ni porqué debían acomodar su agenda para llegar al estadio un lunes, día poco habitual en Colombia para el fútbol. Se vistieron con la mejor gala y hacen el ritual para estar junto al América.

Jornada tras jornada, América se exorciza de un pasado magro que lo condenó a la segunda división. Todos los juegos tienen su dosis de emoción y cada tarde parece el capítulo de una serie de televisión en el cual los que se sientan en la tribuna solamente esperan llegar a la última fecha para ver el final feliz del ascenso.

"La verdad, uno se emociona con lo que hacen los hinchas y como la familia viene al estadio, para todos ha sido productivo. En mi caso, estoy ganando buen dinero en una época difícil como es para la mayoría de gente los meses de enero y febrero", comentó una vendedora de camisetas que hace su 'diciembre' en pleno comienzo de año.

Es que todos los que llegan quieren estar identificados con el equipo, así que no es raro ver todo tipo de modelos y diseños de camisetas americanas, que tienen apellidos de jugadores que hace un buen tiempo están retirados de la actividad y que fueron ídolos en el pasado.

Van 86.644 espectadores en tres partidos

"No me importa contra quién juegue América, lo importante es venir y apoyar, como hincha es lo mínimo que puedes hacer por el equipo que tantas alegrías te dio en su historia. Yo lo quiero ver ganador y que vuelva donde merece", dijo un fanático que llegó a Cali desde Estados Unidos.

Los 86.644 espectadores en tres partidos en casa han hecho de la experiencia de la B todo un carnaval para los 'diablos rojos', en el que no hay intereses personales, únicamente un objetivo colectivo y es regresar al América a la primera división. Incluso los medios hacen parte de la campaña.

"Es algo muy lindo que la gente esté acompañando y motivada para ir a los partidos, lo que nos lleva a tener una buena responsabilidad con ellos para ganar porque jugamos un club grande. Te sorprende un poco porque la competencia es en la B, pero América produce un sentimiento profundo en sus hinchas y quieren lo mejor para los jugadores y el club", argumentó el mediocampista uruguayo Nicolás Schenone.

América apenas comienza su andadura por el torneo Postobón,  que se ve complicado en todas las plazas, pues la pierna fuerte y la disciplina táctica son parte del menú en cada fecha y muy pocos jugadores 'escarlatas' tienen experiencia en estas lides.

Los hinchas seguirán como fieles llegando a la cita cuando sean convocados. Su mentalidad ha cambiado y la familia hace parte del proyecto que construyen fecha tras fecha entre todos: seguidores, directivos, jugadores y prensa. América en la B es el activo más valorado en el fútbol colombiano, un verdadero fenómeno social, motivado por la pasión y el amor verdadero.

Datos de asistencia

  • Total asistentes: 86.644.

  • Fecha 1: América vs Real Santander: 26.323 espectadores.

  • Fecha 3: América vs U. Popayán: 32.780 espectadores.

  • Fecha 4: América vs Bogotá FC: 27.541 espectadores.

  • Promedio de asistentes por partido: 28.881 espectadores.

Steven López Niño
Corresponsal Futbolred.com
Cali
@lopidelagente

Publicidad