Torneo Águila

Quindío fue efectivo y contundente: venció 4-0 a Unión Magdalena

Junto a Real Santander, los de Armenia también lograron su tercera victoria en línea.

FOTO: TOMADA DE TWITTER: @QUINDIOOFICIAL

Quindío pudo haber ganado por muchos más goles en su estadio.

Febrero 27, 2017

Deportes Quindío es otro de los equipos que ha empezado de la mejor manera el Torneo de la B en 2017, tras su contundente victoria 4–0 sobre Unión Magdalena, en juego disputado en el estadio Centenario, se hicieron al liderato luego de sumar nueve unidades en la tabla de posiciones. El buen futbol, la efectividad en el ataque y el orden táctico hacen a los ‘cuyabros’ un rival de cuidado en el presente campeonato.

El conjunto ‘cafetero’ saltó a la cancha decidido a buscar un resultado positivo y desde los primeros instantes se adueñó del balón y se hizo a las opciones de mayor peligro. Tal fue su contundencia, que a los siete minutos del encuentro, Yeison Carabalí abrió el marcador tras anticiparse a una defensa samaria que entró dormida y dando ventajas.

Tras el tanto, Unión Magdalena intentó acomodarse mejor en el terreno de juego, pero aún le costaba frenar los continuos ataques por los costados que proponían los veloces jugadores del Quindío. Como alternativa para generar algo de susto a los locales fueron los remates de larga distancia y un juego aéreo que poco comprometió al portero Sebastián Deniz.

Pero los dirigidos por Alberto Suárez no se conformaron con esa corta diferencia y pasada la media hora de juego tuvo contra las cuerdas a su rival. Así lo demostraron los tantos convertidos por Gustavo Torres (33 PT), quien con certero remate de larga distancia venció la resistencia de Aldair Arnedo, y por Exneyder Guerrero (35 PT) quien cerró un primer tiempo de buen fútbol y efectividad en el ataque por los de Armenia.

Luego del descanso, poco cambiaron las cosas en el encuentro, aunque Magdalena intentó revertir el panorama con una serie de cambios, tuvo de nuevo que enfrentarse a ese ritmo desenfrenado de los ‘cafeteros’, quienes no dieron respiro a la visita y aumentó en el marcador con otro gol de Guerrero, a los ocho minutos de reanudado el juego. Ya era una goleada que daba claras muestras de la superioridad de los dueños de casa.

Ante una diferencia tan larga, el partido bajó su ritmo y evidenció la resignación por parte de los dos equipos. Quindío le quitó velocidad a su fútbol y a través del transporte de balón dejaron que los minutos pasaran, mientras que Unión intentó cerrar con decoro y tuvo un par de opciones que fueron bien evitadas por la defensa ‘cafetera’.

César Dussán
Especial para Futbolred

Sigue bajando para encontrar más contenido