Torneo Águila

Chicó perdió 1-0 frente al Pereira y su clasificación está en suspenso

Los 'ajedrezados' necesitan de una victoria y esperar resultados para llegar a cuartos de final.

FOTO: Tomado de Twitter: @Corpereira

Pereira le ganó al Chicó 1-0 en el Torneo de la B-II.

Octubre 23, 2017

Deportivo Pereira retomó al liderato del Torneo de la B-II y de la relcasificación luego de superar por la mínima diferencia (1-0) a Boyacá Chicó en duelo disputado en el estadio Hernán Ramírez Villegas.

Un resultado que deja a los de Risaralda cerca de terminar entre los cuatro mejores del semestre, mientras que pone en aprietos a los de Tunja, ya que con 20 puntos, están obligados a ganar en la última fecha para decir presente en las finales.

Aunque saltaron a la cancha con la clasificación asegurada, los matecañas impusieron condiciones y fueron en busca de la ventaja desde los primeros minutos.

Muy rápido se hicieron dueños del balón y encerraron a los boyacenses en su terreno, pero carecieron de claridad en las postrimerías del arco rival y tuvieron que esperar hasta el primer cuarto de hora para llegar con peligro.

Con el pasar del tiempo, Chicó fue sintiéndose más cómodo en el partido, cerró los espacios al ataque del Pereira y se hizo más fuerte en la recuperación de la pelota. Aunque los dueños de casa seguían generando llegadas, estas jugadas no contaron con la mejor definición por parte de sus delanteros. El orden defensivo de Boyacá equilibraba las cargas en el partido.

Para el cierre de la primera parte, el conjunto ‘ajedrezado’ aumentó su presencia sobre el arco de Matías Degrá, se apoyaron en los contragolpes y en las salidas por los costados como las rutas más efectivas para intentar dar la sorpresa. Pero la falta de definición se convirtió en el común denominador en cada uno de los bandos.

Tras el descanso, Pereira siguió con su actitud ofensiva y muy rápido logró vencer la resistencia de la visita, un gran remate de Stíwar García (3 ST) rompió la paridad que predominaba en el Hernán Ramírez.

Luego de la celebración matecaña, Chicó no perdió los papeles y se fue en búsqueda del empate. De a pocos le fue quitando el control del balón a su rival y generó numerosas ocasiones que lo tuvieron cerca de igualar las cifras en el marcador.

Ante la arremetida de los de Tunja, el entrenador Alberto Bulleri decidió reforzarse en defensa y en zona de recuperación para aumentar la dificultad en el ataque de los ‘ajedrezados’. Ya en el cierre, llegaban más con ganas que con orden y esto le permitió a Pereira estar muy cerca de ampliar las diferencias, pero las buenas actuaciones de Sergio Avellaneda lo evitaron y dejaron el marcador intacto.

César Dussán
Especial para Futbolred

Sigue bajando para encontrar más contenido