Tite y Bauza, una odiosa comparación que define a Brasil y Argentina

Tite y Bauza, una odiosa comparación que define a Brasil y Argentina

Mientras el pentacampeón tiene boleto a Rusia 2018, la 'albiceleste' viaja a la deriva sin Messi.

Tite está clasificaco con Brasil a la Copa del Mundo; Bauza es quinto, en zona de repechaje.

Tite está clasificaco con Brasil a la Copa del Mundo; Bauza es quinto, en zona de repechaje.

Foto: EFE

30 de marzo 2017 , 02:17 p.m.

Esta historia comienza en la fecha 6 de la Eliminatoria Mundialista, el 29 de marzo de 2016. Ese día dirigía Gerardo ‘Tata’ Martino su último partido con Argentina, mismo destino de su colega Dunga, en Brasil.

En el intermedio estaba la Copa América Centenario. Argentina venía de perder su tercera final en tres años (sumando el Mundial-2014, Copa América Chile-2015) y el clima para Martino en una selección sin respaldo directivo, culpa de la crisis del fútbol del país, era insoportable. No ayudaban ni los números, a pesar de ser tan buenos: 4 triunfos y 2 empates (14 puntos), tercer puesto en la tabla y en zona de clasificación directa a Rusia-2018.

Muy distinta era la suerte de Dunga. La eliminación en la primera fase del torneo estadounidense se sumaba a los pobres resultados en la Eliminatoria: sólo dos triunfos (contra Venezuela y Perú), una derrota (contra Chile) y 3 empates, el último contra Paraguay, con lo cual el equipo marchaba sexto, con 9 unidades, fuera incluso de zona de repechaje. La situación acabó colmando la paciencia de la CBF.

Ambos se fueron mal de sus selecciones y dieron paso a Tite en Brasil y Edgardo Bauza en Argentina. Entonces ambos equipos intercambiaron sus posiciones.

Tite dirigió su primer partido contra Ecuador, en Quito: 3-0, goles de Neymar y Gabriel Jesus (2). Y siguió ganando sus siguientes 7 partidos, para 24 puntos y 24 goles anotados, un invicto de 8 jornadas y un total de 33 unidades y +25 en la diferencia de gol, que garantizan el primer cupo directo por Suramérica a la cita mundialista del próximo año.

Entre tanto, Bauza: 3 partidos ganados, 2 empatados, 3 perdidos; 11 puntos de 24 posibles, 9 goles a favor y 10 en contra, para un total de 22 unidades, +1 en la diferencia y el quinto puesto en la región, que apenas le daría paso al repechaje, si la Eliminatoria terminara hoy.

Para Tite, el éxito del actual grupo es el trabajo en equipo. "La selección tenía un grupo de trabajo e incorporamos una comisión técnica que es muy comprometida y un equipo de trabajo que pasa por el departamento médico, por la jefatura de prensa, somos todos", explicó.

Además, su trato con los jugadores, su decisión de hacer jugar a cada uno en el puesto más parecido al que ocupa en su club, incluyendo a quienes juegan en la poco competitiva Liga de China, se suman a esa razón de éxito.

brasil y argentina comparacion de su rendimiento con bauza y tite en eliminatoria

Y claro, Neymar. El 11 en el tridente con Coutinho y Firminho o Gabriel Jesus. Pero más que todos, Neymar. “Neymar es vertical, tiene una capacidad de improvisar que yo no sé para cuál lado va a salir", aseveró Tite.

Ahora su preocupación es que el equipo no se relaje por la segura clasificación a la Copa el Mundo (¡cuántos no quisiéramos una preocupación así!). "El fútbol es también de madurez del equipo para enfrentar problemas, crear dificultades al rival, jugamos con expectativa alta. Pedí cuidado", contó.

Y para mantener la atención, su primer desafío es Ecuador de local y luego Colombia, en Barranquilla: “buscaremos consolidar el equipo… todas las plazas están abiertas y no hay un grupo cerrado”, aseguró, no sin antes confirmar que la Comisión Técnica seguirá observando a los 60 jugadores preseleccionados y a otros que puedan llegar. Sesenta. Que envidia.

¿Y Bauza? El nuevo presidente de la AFA ha dicho que lo respalda, pero el fútbol está lleno de ejemplos del riesgo inminente de despido que implica una ratificación hoy en día. Los rumores hablan de contactos con Jorge Sampaoli, actual estratega de Sevilla y exseleccionador de Chile, que le propinó las dos derrotas en finales de Copa América a Argentina.

La queja recurrente es que el equipo de Bauza no sabe a qué juega, no tiene un norte definido, carece de personalidad y no encuentra talento en sus estrellas de Europa. Algunos hasta sospechan que son los jugadores y no el DT quienes arman la titular.

Pero por muy fatalista que resulte el papel del entrenador, nada es más grave que las cuatro fechas de sanción que le impuso la Fifa a Messi por sus reiterados y desbordados reclamos al árbitro del partido contra Chile, en la fecha 13 de la Eliminatoria (triunfo 1-0). La AFA anunció que tratará de bajar la pena, pero en la visita a Uruguay no está. Y si no está el panorama es sombrío: Sin Messi, el equipo ganó sólo un partido, empató 4 y perdió 3; con él ganó 5 y perdió uno. No hacen falta más detalles.

Aun así, no se preocupa el DT: “No creo que la selección sea 'Messidependiente'. Creo que hoy (contra Chile, 1-0) jugó un buen partido y repitieron la idea del último de cortarlo cuando recibía la pelota. En la medida que tengamos tiempo para trabajar vamos a mejorar”, analizó, no sin antes advertir: “A mí no me tuerce nada ni nadie”, justo después de caer 0-2 en La Paz.

Sin preocupaciones, seguro de que será campeón mundial aún antes de asegurar la clasificación a Rusia, va Bauza. Inquieto por no aflojar, aunque es el único con cupo fijo por Suramérica, avanza Tite. Dos realidades, dos destinos y sólo una apuesta segura. No, no es Bauza.

Redacción Futbolred 

COMENTAR
GUARDAR